VÍDEO: «Tony» confiesa que su mejor amigo trabajaba con Don H y El Rojo

541

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Durante un aparente interrogatorio que realizó el agente Sandalio González de la Administración para el Control de Drogas (DEA) al exdiputado Juan Antonio «Tony» Hernández,  este confesó que tuvo viviendo en su casa al narcotraficante Carlos Mauricio Toledo, quien además era su mejor amigo.

Según trascendió ayer en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, la entrevista entre el agente de la DEA y Tony, se realizó en la ciudad de Miami, Estados Unidos, el 23 e noviembre de 2018, minutos después de que se capturó al hondureño en un aeropuerto de esa ciudad.

Durante el juicio, González rindió una declaración, luego de que la Fiscalía lo llamara al estrado para dar detalles sobre la captura del hoy imputado. Además, se presentaron fragmentos del vídeo en donde se realizó el citado interrogatorio.

Lea también: Día 5: Ardón revela la trama del despido del General Sabillón y la captura de los Valle Valle

El interrogatorio

Sentado en una silla frente a un escritorio en donde había varios documentos, una gorra, un teléfono celular y un lápiz, estaba Tony Hernández, según muestra el vídeo.

El exdiputado vestía una camisa tipo polo color azul y se veía aparentemente «tranquilo» durante la entrevista; sin embargo, hubo momentos en que lo invadió una risa un tanto nerviosa cuando el agente le hacía algunas preguntas.

Tony respondió cada una de las interrogantes que le hizo González y siempre se mantuvo sereno, pero en un par de ocasiones titubeo con sus respuestas, al menos así se aprecia en el material audiovisual.

Inicialmente, Tony confesó ser amigo del narcotraficante Carlos Mauricio Toledo, de quien no circula información alguna, y que en un inicio desconocía las actividades a las que este se dedicaba, pero con el tiempo entendió que su mejor amigo trabajaba con narcotraficantes.

Fragmento de su declaración:

Tony Hernández (TH): Mi mejor amigo, yo sabía que él trabajaba con ellos.

Agente González: ¿Quién es esta persona?

TH: se llamaba Carlos Mauricio Toledo, inclusive él vivió en mi casa en Tegucigalpa y cuando él sentía necesidad de dinero, me decía voy a San Pedro a trabajar. Yo al principio no sabía en qué trabajaba allá, después cuando yo lo miraba que venía con ropa, whiskey… con todo, y en pueblo pequeño todo se sabe, y nos fuimos dando cuenta que él estaba trabajando con Don H y con El Rojo; entonces ahí fui conociendo al Rojo, él ya había estado en Gracias (Lempira), había radicado allá, había empezado un negocio, después se fue porque le había ido mal y empezó a reclutar a todos sus muchachos.

Es oportuno mencionar que Héctor Emilio Fernández Rosa, alias «Don H» es un narcotraficante confeso que según autoridades de Estados Unidos trasegó entre 1,500 y 2 mil kilogramos de cocaína sólo en los años 2004 y 2008.

Don H fue capturado en octubre de 2014 y en agosto de 2019 fue condenado a cadena perpetua en los Estados Unidos, por importar 135 toneladas de cocaína hacia los ese país.

Por otro lado, Víctor Hugo Morales, alias «El Rojo», reciente testigo en el juicio de Tony Hernández, fue capturado en Guatemala en el año 2018 y posteriormente extraditado a EEUU, hoy guarda prisión en ese país y está a la espera de su condena.

Tony Hernández: «Entre menos sé, más voy a vivir»

Siguiendo con el interrogatorio, Tony confesó que conoció a «El Rojo». «Con él, inclusive, tuvimos una buena amistad, nos mirábamos en San Pedro, en la casa de Carlos, era una persona que le ayudaba a bastante gente, pero también tenía un carácter bien fuerte», dijo Hernández al agente de la DEA.

Además, «él me decía -me gusta de vos que no pedís- y cuando empezaban a hablar unas cosas, -entre menos sé, más voy a vivir y la verdad yo no quiero interesarme en más de lo que ustedes están hablando-, aseguró Tony que le respondió a El Rojo en aquella ocasión.

Luego de ello, el agente González, le dijo a Tony que quería mostrarle algo y alzó un teléfono celular hacia el imputado con la pregunta «¿qué es eso»?

Tony calló durante unos segundos, luego levantó su ceja izquierda y respondió «es una T y una H». El agente intervino y preguntó de quién eran esas iniciales.

El hermano del presidente Juan Orlando sonrío mientras veía la foto y dijo “supuestamente es de Tony Hernández».

«¿Supuestamente?» repreguntó González, y fue ahí donde Tony se mostró un tanto nervioso y dijo «por eso le digo, ¿cómo vamos a poner las propias iniciales de uno en algo tan delicado?», respondió el imputado.

Acto seguido, el agente mostró otra imagen a Tony y le pidió que indicara qué era lo que le mostraba, y sin ningún rodeo, este aseguró que se trataba de «un kilo o paquete de droga, supuesta droga», rectificó.