Hoy se conmemora 9 años del incendio en el centro penal de Comayagua; 361 reos murieron

0
1920
Incendio cárcel de Comayagua
El incendió en la cárcel de Comayagua se registró a las 10: 55 p.m del 14 de febrero de 2012.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Eran las 10:55, del 14 de Febrero de 2012, cuando diferentes medios informaron el trágico hecho. Esa noche un incendio en la granja penal de Comayagua cobró la vida de centenares de privados de libertad, dejando heridos y decenas de personas que continúan desaparecidas.

El trágico incidente dejó, según cifras oficiales, 361 fallecidos, consumidos por las llamas, decenas de personas heridas y 50 desaparecidos.

El llanto, los gritos de dolor y la impotencia por los familiares de las víctimas llenaban las páginas de los diarios nacionales e internacionales. El sargento del Cuerpo de Bomberos de Comayagua en ese tiempo, Josué García, explicó que el siniestro comenzó alrededor de las 22:55 horas.

El exportavoz de la Secretaría de Seguridad, Héctor Iván Mejía, cifró en 857 la población del penal, de estos, 496 reclusos resultaron ilesos. Además, dijo que hubo treinta heridos que fueron trasladados a los hospitales de Comayagua y Tegucigalpa.

Hipótesis de lo sucedido

El relato de las autoridades señaló que, varios presos se dieron a la fuga en medio de la confusión por el incendio. La policía hondureña estimó que el siniestro desatado fue generado por mano criminal.

La Secretaría de Seguridad explicó que se creyó que el fuego comenzó porque un menor de 13 años, identificado como «El Chelito», recluido por disparar contra un agente de la Administración para el Control de Drogas (DEA), disparó a otro reo y causó un cortocircuito.

Sin embargo, luego de las investigaciones apuntaron que el incendio lo provocó una persona que posiblemente escapó.

Lea también: 40 años de cárcel le caen a hombre que violó y asfixió a una mujer en Comayagua

Absuelven a involucrados

El 14 de marzo del año 2017, el Tribunal de Sentencia de Comayagua absolvió a los acusados del incendio en el Centro Penal de Comayagua.

Los imputados eran el exdirector de ese recinto penitenciario, Wilmer Obdulio López Irías. De igual manera, el encargado de las llaves la noche del siniestro, José Víctor Mejía.

El último fue condenado a una pena de 3 a 5 años, por el delito de violación a los deberes de los funcionarios.

La peor catástrofe de la historia carcelaria de Honduras

La defensora de derechos humanos, Itsmania Platero, manifestó que el acontecimiento “se convirtió en la peor catástrofe de la historia carcelaria de Honduras». Lo anterior, debido al número de privados de libertad que murieron.

“No ha habido otra tragedia en la región que la supere”, manifestó Platero, también profesional de la comunicación, quien documentó este caso.

“Ese incendio enlutó al mundo, no solo a Honduras, fue algo que consternó, la gente estaba quemándose. Muchos pidiendo auxilio, se dijo que hubo disparos, fue algo muy aterrador”, agregó.

Un informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), señaló la sobrepoblación que prevalece en las cárceles de Honduras.

Según registros del Instituto Nacional Penitenciario (INP), al 31 de agosto del 2020, la población carcelaria ascendía a 21,670.


Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0