29.5 C
San Pedro Sula
lunes, junio 17, 2024

Alergia a los mariscos; ¿cómo identificarla? y ¿qué hacer?

Debes leer

Redacción. La alergia a los mariscos es una respuesta atípica del sistema inmunitario a las proteínas presentes en algunos animales marinos. En la categoría de mariscos, los animales marinos incluyen crustáceos y moluscos. Entre los ejemplos, se incluyen camarones, cangrejos, langostas, calamares, ostras, vieiras y caracoles.

La alergia a los mariscos es una alergia alimentaria frecuente. Algunas personas con este tipo de alergia tienen reacciones a todas las clases de mariscos, mientras que otras solamente son alérgicas a ciertos tipos.

Las reacciones abarcan desde síntomas leves (como urticaria o congestión nasal) hasta síntomas graves e incluso potencialmente mortales.

Mariscos
Los mariscos son uno de los principales alimentos que se consumen durante la Semana Santa, pero algunas personas son alérgicas.

Si crees que tienes alergia a los mariscos, habla con el proveedor de atención médica. Hay análisis con los que se puede confirmar la alergia, lo que te permitirá adoptar medidas para evitar reacciones en el futuro.

Lea además: Emprendedores realizan feria de mariscos en FeriSAG 2023 

Síntomas

Los síntomas de la alergia a los mariscos suelen aparecer en el plazo de unos minutos a una hora después de haber ingerido mariscos o de haber tenido contacto con estos, y pueden incluir lo siguiente:

  • Urticaria
  • Picazón e irritación en la piel
  • Congestión nasal
  • Hinchazón de los labios, la cara, la lengua y la garganta, o de otras partes del cuerpo
  • Sibilancia o problemas para respirar
  • Tos o atragantamiento, o sensación de opresión en la garganta
  • Dolor abdominal, diarrea, náuseas o vómitos
  • Mareos, aturdimiento o desmayo
  • Anafilaxia
Mariscos
Los síntomas alérgicos a los mariscos van desde cutáneos a respiratorios.

Pueden ser mortales 

Las alergias pueden provocar una reacción grave y potencialmente mortal conocida como anafilaxia. Puede ocurrir en cuestión de segundos o minutos luego de la exposición a algo a lo que eres alérgico, y el problema se agrava rápidamente.

Una reacción anafiláctica por comer mariscos es una emergencia médica. La anafilaxia requiere tratamiento inmediato con una inyección de epinefrina (adrenalina) y una visita de seguimiento a la sala de emergencias. Si la anafilaxia no se trata de inmediato, puede ser mortal.

La anafilaxia causa que el sistema inmunitario libere una avalancha de sustancias químicas que pueden provocarte un estado de choque.

anafilaxia
La anafilaxia es el caso extremo de la alergia a los mariscos y puede levar a consecuencias graves.

Los signos y síntomas de la anafilaxia incluyen los siguientes:

  • Una inflamación de la garganta o lengua, o nudo en la garganta (constricción de las vías respiratorias) que dificulta la respiración.
  • Tos, atragantamiento o silbido del pecho con dificultad para respirar
  • Choque, con un fuerte descenso de la presión arterial y pulso acelerado o débil
  • Sarpullido grave, urticaria, comezón o hinchazón de la piel
  • Náuseas, vómitos o diarrea
  • Mareos, aturdimiento o desmayos

Causas

Todas las alergias alimentarias se deben a una reacción exagerada del sistema inmunitario. El sistema inmunitario identifica una sustancia inocua como nociva. Esta sustancia se denomina alérgeno.

En el caso de la alergia a los mariscos, el sistema inmunitario identifica erróneamente como nociva una determinada proteína que contienen los mariscos. El sistema inmunitario es la forma en que el cuerpo se protege, por lo que produce anticuerpos de inmunoglobulina E (IgE) para protegerse contra este alérgeno.

La alergia se produce por el choque del sistema inmunitario con la proteína de los mariscos.

La próxima vez que tengas contacto con la proteína presente en los mariscos, estos anticuerpos enviarán una señal al sistema inmunitario para que libere sustancias químicas, como la histamina, en el torrente sanguíneo. Esto causa una reacción que provoca los síntomas de una reacción alérgica.

Tipos de mariscos

Hay varios tipos de mariscos, cada uno con diferentes proteínas:

  • Los crustáceos, como los cangrejos de mar y de río, las langostas, los camarones y los langostinos.
  • Los moluscos, como los calamares, el pulpo, los mejillones, los caracoles, las almejas, las ostras, los abulones y las vieiras.

La alergia a los crustáceos es uno de los tipos más comunes. Algunas personas son alérgicas a un solo tipo de mariscos, pero pueden comer otros. Otras personas con este tipo de alergia deben evitar todos los mariscos.

Mariscos
Algunas personas solo desarrollan alergia a algún tipo de marisco, mientras que otras a todos.

La alergia al pescado (como el salmón, el atún o el pez gato) es un tipo diferente a la alergia a los mariscos. Algunas personas alérgicas el marisco pueden comer pescado, pero también puede ocurrir que sean alérgicas a ambos.

Factores de riesgo y prevención 

Tienes mayor riesgo de manifestar alergia a los mariscos si las alergias de cualquier tipo son frecuentes en tu familia.

Aunque las personas de cualquier edad pueden manifestar alergia a los mariscos, es más frecuente entre los adultos. De hecho, la alergia a los mariscos representa la alergia alimentaria más frecuente en los adultos.

Entre los adultos, la alergia a los mariscos es más frecuente en las mujeres. Entre los niños, la alergia a los mariscos es más frecuente en los varones.

Mariscos
Para evitar las alergias, lo primordial es visitar a un médico o no consumir mariscos.

Si tienes alergia a los mariscos, la única forma de evitar una reacción alérgica es evitar consumir cualquier tipo de marisco y los productos que los contengan. Incluso pequeñas cantidades de mariscos pueden ocasionar una reacción grave en algunas personas.

En caso de una intoxicación o alergia, lo mejor es acudir a un centro asistencial y ser revisado por un especialista.

Fuente: Mayo Clinic 

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido