23 C
Honduras
domingo, septiembre 19, 2021

A Támara el herido que relacionan con homicidio de estudiante en la Nueva Suyapa

Tegucigalpa.- El supuesto homicida del menor estudiante Rodis Eduardo Peralta Rivera (12), quien murió a causa de heridas de bala en su cabeza el lunes anterior, fue enviado este viernes a la cárcel de Támara, Francisco Morazán.

El supuesto homicida de este menor estudiante responde al nombre de Darwin Antonio Escobar (21).

En ese sentido, este viernes, tras la audiencia inicial contra este sospecho, un juez decidió declarar la medida de Prisión Preventiva contra Escobar.

De tal manera, fue enviado a la cárcel de Támara. Posteriormente se le dará continuidad el proceso penal en su contra.

Cabe recordar que Escobar fue detenido por agentes policiales el mismo día que sucedieron los hechos.

Relacionado: Cae presunto implicado en muerte de escolar en la Nueva Suyapa

Al sospechoso lo llevaron al Hospital Escuela Universitario (HEU), el día del incidente; lo anterior, porque presentaba una herida en su cuerpo.

De tal forma, se le relaciona con un supuesto asalto en el que resultó herido, y que acabó con la vida del menor.

Los hechos

homicida
Al menor lo enterraron el pasado martes en Choluteca.

Rodis Eduardo Peralta Rivera, estudiante del Centro Básico Monseñor Jacobo Cáceres Ávila, resultó con heridas de bala en su cabeza, tras un confuso tiroteo suscitado el lunes en la aldea Nueva Suyapa de la capital.

Según información brindada por Wilson Sorto, director de la institución,  el alumno solicitó permiso especial para salir de las instalaciones del colegio. Lo anterior, porque se sentía mal de salud.

De tal manera, cuando el menor estaba en la estación de buses en las afueras de la institución educativa, un confuso tiroteo acabó hiriendo al pequeño.

Por su parte, los maestros del centro básico salieron a ver qué había pasado. En ese momento se dieron cuenta de que se trataba del pequeño Rodis Rivera.

Para tratar de salvarle la vida de inmediato al estudiante lo llevaron al Hospital Escuela Universitario (HEU) para intervenirlo quirúrgicamente.

Lamentablemente el estudiante perdió la vida momentos después en el centro asistencial.

Restos mortales

homicida
El niño acababa de salir del centro educativo cuando sucedieron los hechos.

El cuerpo del menor se trasladó el martes anterior a Choluteca, para ser enterrado.

El cuerpo del niño se veló en la ciudad de Tegucigalpa por sus familiares; pero para su entierro se realizó en el sureño departamento.

El padre de Rodis, al ver el cadáver de su hijo manifestó:

“Nunca pensé traer de vuelta a mi hijo en un ataúd, era mi orgullo y ahora está muerto”

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido