Ante el creciente flujo de migrantes, Trump enviará agentes a la frontera entre México y Guatemala

164
frontera entre México y Guatemala
Los funcionarios ayudarían a la policía nacional y las autoridades migratorias guatemaltecas en las operaciones para interceptar el tráfico de personas, según fuentes oficiales consultadas por The Washington Post.

REDACCIÓN. El presidente estadounidense, Donald Trump, busca enviar a agentes e investigadores del Departamento de Seguridad Nacional a la frontera entre México y Guatemala para que colaboren en detener la inmigración.

Los funcionarios ayudarían a la policía nacional y las autoridades migratorias guatemaltecas en las operaciones para interceptar el tráfico de personas, según fuentes oficiales consultadas por The Washington Post.

El equipo de «asesores» de las autoridades de Guatemala estaría conformado por decenas de agentes e investigadores. También con 18 miembros de la oficina de Inmigración y Control de Aduanas, analistas de inteligencia y seis uniformados más de la  División de Operaciones de Ejecución y Remoción.

El plan de la Administración de Trump buscaría frenar la inmigración de ciudadanos centroamericanos hacia EE.UU., por medio de operaciones en conjunto con las autoridades guatemaltecas.

Acuerdo con Guatemala

El pasado martes 28 de mayo, el Departamento de Seguridad firmó un memorándum de entendimiento con el Ministerio de Gobierno guatemalteco. Con el objetivo de «confrontar la migración irregular y combatir el tráfico de personas».

El secretario interino Kevin K. McAleenan indicó que la formalización de estos acuerdos de cooperación ayudarán a limitar los factores que fomentan la peligrosa migración hacia EE.UU., «perpetuando la crisis en curso en la frontera», señaló.

Por otro lado, este jueves, Trump anunció que impondrá aranceles del 5 % a todos los productos que ingresen desde México; mientras no se detenga el flujo de personas.

Si hasta el 1 de julio la Administración norteamericana considera insuficientes los resultados, los impuestos crecerán hasta un 10 %. Luego, habrá un aumento de las tarifas de 5 % cada mes, hasta llegar a 25 % en octubre.

«México aún no ha tomado medidas para reducir o eliminar dramáticamente la cantidad de extranjeros ilegales que cruzan su territorio hacia los EE.UU.», acusó la Casa Blanca en un comunicado.

Por su parte, México respondió que no es su responsabilidad el flujo de centroamericanos. Igualmente,el consumo de estupefacientes en el territorio estadounidense, como señaló Trump.

«México es el principal socio comercial de EE.UU. Lo que reciben de nuestro país son bienes y servicios esenciales, productividad. El flujo migratorio de Centroamérica y otros países; o el elevado consumo de estupefacientes no son responsabilidad de México», respondió el canciller Marcelo Ebrard a través de Twitter.