Yensi, el pastor que ayuda y predica en basurero de mercado de Tegucigalpa

193
Yensi Barahona
Yensi Barahona se dedica a predicar en los cultos de su grupo y en los basureros del mercado

Tegucigalpa.- No todas las noticias son malas en Honduras, siempre hay algo que destacar y personas que resaltar de buen corazón, y con una “visión” más allá del interés propio. Este el caso de Yensi Barahona, un hombre ejemplar que ha dejado los intereses personales por ayudar a los demás.

Yensi Barahona es un hombre capitalino común, con un trabajo y con una vida normal, como los demás.

Pero hay algo que lo caracteriza, y es el “llamado” que Dios le dio para ayudar a los «más desposeídos».

En ese sentido, Yansi Barahona se ocupa de algunas personas que han caído en los problemas del vicio, drogadicción y  problemas como la falta de hogar.

Y, aunque su obra no es la más conocida, ni la más acaudalada, él, la hace con el amor más grande y la pasión que caracteriza a cualquier persona altruista.

Aparte de brindarles un techo a algunas personas que no lo tienen, Yansi Barahona tiene como objetivo principal inculcar la Palabra de Dios en los corazones de quienes ayuda.

Su labor la realiza en el mercado Zonal Belén de Comayagüela, en donde predica el evangelio a personas con problemas de drogadicción y que viven en el basurero de este lugar.

Presentador Erik Chavarría: “Vengo de un hogar muy humilde”

A continuación la visión y el trabajo que realiza Yansi en beneficio de los demás:

¿Desde cuándo se dedica a esta obra?

Un año y tres meses, aproximadamente, con hermanos de la iglesia.

Pero más o menos hace unos cuatro años tengo la visión de trabajar con personas que viven en el basurero.

Estas son personas que tienen problemas de drogadicción y alcoholismo.

Yensi Barahona
Yensi Barahona le predica a personas que han salido de la droga y de la calle

¿Qué es lo que hacen?

Evangelizamos a diario a estas personas.

Tenemos un local que alquilamos en donde hacemos los cultos los días lunes, miércoles, jueves, viernes y sábado.

Los miércoles y jueves hacemos evangelismo directamente en el basurero.

Estamos tratando de levantar el albergue para las personas que quieren buscar al Señor. O vengan al culto y después tengan donde dormir.

Las personas que tienen problemas de drogas, no las dejan de un  solo, es un proceso.

En el grupo de hermanos que nos reunimos tenemos ejemplo de hermanos que se han convertido y salido de las drogas.

Los hermanos han salido de problemas de alcoholismo, pegamento y otras drogas.

¿Cuántas personas que viven en el basurero se han convertido?

Aproximadamente unas 30 personas asisten con nosotros; ellos han salido de estos problemas.

Yensi Barahona
Yensi Barahona ha creado un albergue para las personas que viven en la calle

¿De quién fue la iniciativa?

Realmente  es una visión del Señor que la ha puesto en mi corazón, con mi esposa y los hermanos.

Todos estamos unidos en eso; hace cuatro años la empezamos, y ya se ha hecho realidad.

Este trabajo tenemos que hacerlo directamente aquí, porque en la iglesia es otra situación.

Aquí tenemos que tener esa paciencia con el alcohólico y el drogadicto, hacerlo pasar al culto,  siempre hablándole la verdad.

Karol Cabrera: “Había una orden de altos mandos políticos para matarme”

Los domingos llevamos a las personas a la iglesia central, los demás días los traemos aquí para que escuchen la palabra.

¿A dónde esperan llegar?

Lo que estamos tratando de levantar con el permiso de nuestros pastores es la iglesia del Señor.

Ya hay un número de miembros, y el propósito es que con las personas del mercado crear una iglesia.

Gracias al Señor, hay personas que han salido de las drogas a través de esta obra.

Historia

Víctor Wilmer era alguien que estaba metido en las drogas y dormía prácticamente en cualquier lado de la calle.

Aquí pasan muchas ratas, y él dormía al lado de ellas, pero Dios ha hecho la obra y ahora el es un ejemplo por que salió de eso, dice.

Yensi Barahona
También alquila un local en donde comparten la Palabra de Dios

¿Cuántas personas viven en el albergue?

Como venimos iniciando consta de seis personas.

Venimos iniciando y nos estamos acoplando a las condiciones poco a poco.

A veces las personas vienen y quieren buscar del Señor pero vuelven a ceder y vuelven a a la calle.