26.6 C
San Pedro Sula
domingo, febrero 5, 2023

Valeria Viana, la joven “maestra” hondureña del ajedrez

Debes leer

Redacción. La reina, en el ajedrez, es descrita por los entendidos como una pieza activa, protectora y capaz de moverse en cualquier dirección para acabar con su oponente; una definición que podría aplicarse al desafiante estilo de juego de Valeria.

A su corta edad, esta hondureña ha logrado lo que muchos ajedrecistas nacionales solo han podido soñar. Con tan solo 16 años se coronó campeona centroamericana de ajedrez en 2021.

Su vida de adolescente la compagina con su dedicación a este deporte. Horas de estudio y muchísima práctica y análisis del juego han hecho que el don heredado de su bisabuelo haya evolucionado hasta convertirla en una ganadora.

Valeria Viana conversó con Diario Tiempo, para hablar acerca de lo que significa este deporte en su vida, del título conquistado y de otras aficiones que ocupan su agenda día a día.

Valeria Viana
A su corta edad Valeria ha logrado lo que muchos ajedrecistas hondureños solo han podido soñar.

Campeonato

“Fue hace dos meses. Era un evento donde había niñas de mi edad, y otras mayores y menores. Yo jugué en la categoría de niñas, de mujeres U-16 a nivel de Centroamérica y el Caribe”, comienza diciendo.

Su pasión por esta disciplina despertó de manera inesperada, cuando una de sus amigas llevó a su casa lo que a la larga se convertiría en el origen y causa de muchos de sus logros.

“Cuando estaba en quinto grado yo tengo una amiga que trajo un tablero de ajedrez. Ella nos enseñó un poquito de lo que sabía, a cómo jugar. Ahí es cuando a mí me llamó la atención y me gustó. Jugábamos casi todos los días”, recuerda.

En ese momento, lo que parecería nada más el nacimiento de un simple pasatiempo se acabó convirtiendo en su nuevo estilo de vida.

“Lo que me gusta del ajedrez, y lo que me llamó la atención cuando iba jugando, es que el es un mundo gigantesco, como las matemáticas. Tiene cosas muy bonitas”, dice.

Sin embargo, para dominar esta disciplina cuenta es necesario no solo saber cómo mover las piezas. El conocimiento y el esfuerzo que conlleva convertirse en toda una maestra FIDE “es arduo”, relata.

“Al ajedrez le he dedicado muchas horas. Desde que yo empecé, empecé estudiando tres o cuatro horas los días que yo podía. Los días libres trataba de dedicarle cuatro horas o más. Todos estos años, por lo menos, más de 100 horas he dedicado en el ajedrez”, aseguró.

Valeria Viana
Valeria descubrió su pasión por el ajedrez a muy temprana edad.

Balance

A su corta edad, Valeria ha debido tomar decisiones importantes para seguir enriqueciendo su carrera como ajedrecista. Y es que a su corta edad ha renunciado en múltiples ocasiones a la vida adolescente con tal de alcanzar sus objetivos.

“Es un poco difícil, porque con lo del ajedrez yo tengo que estudiar y tengo que prepararme. Cuando ya estoy libre, le dedico todo el día”, explicó.

Esto, debido a que ingresar a una sola competición internacional puede tomar hasta dos meses completos de preparación, según cuenta.

“Para este tipo de competencias uno se prepara unos dos meses antes. Hay que estudiar las aperturas y conceptos fundamentales. Uno tiene que practicar un montón de partidas y memorizarse conceptos. Es un poco pesado”, reconoce.

Es así como Valeria ha pasado la mayor parte de su adolescencia, acompañada muchas veces de los peones.

“Si soy sincera, he perdido la cuenta. He participado en torneos internacionales como el Centroamericano y del Caribe. Está otro en el que participé en 2019, que es un Panamericano”, comentó.

Todo este esfuerzo ha hecho que Valeria haya puesto el nombre del nuestro país cinco estrellas en alto, con sus grandes participaciones en olimpiadas. Sin duda, una CATRACHA EJEMPLAR.

Experiencias

Valeria compartió con Diario Tiempo uno de los momentos que LA definieron como atleta: su primera competencia.

“Fue como primer torneo, no me fue bien. Me acuerdo que toda esa semana estuve triste porque fue mi primera experiencia y no fue buena”, comenta.

Además, explica que el ajedrez le ha permitido forjar lazos de amistad con otras ajedristas, quienes le ayudan a digerir esos “tragos amargos”.

“Ha sido una montaña rusa. Jugando al ajedrez he hecho amigos fuera del país. Ha sido muy bonito. Aquí en Honduras la comunidad del ajedrez no es muy grande, los que juegan ajedrez todos nos conocemos”, dice.

Así mismo, la ajedrista explicó que la asociación de ajedrez del país tiene que hacer uso de todos los recursos posibles para ayudar a sus miembros. Sin embargo, los recursos que poseen son limitados.

Valeria Viana
Valeria es, con sus logros y su pasión por el ajedrez, una catracha ejemplar.

Su familia, su “todo”

Valeria abre su corazón y con tiernas palabras describe lo que significa para ella el apoyo de su familia durante todo este proceso.

“Para mí, mi familia ha sido mi mayor apoyo, porque ellos son los que han estado ahí conmigo, esperando a que salga de las prácticas. Ellos son los que están aconsejándome cuando no me va bien. Ellos son los que tratan de que me sienta bien, pierda o gane”, relata.

De igual manera, confiesa cuáles fueron los sentimientos que invadieron su mente cuando finalmente conquistó el título de campeona centroamericana.

“Yo me sentía muy feliz porque estos títulos son difíciles de conseguir. Hay un montón de personas que también quieren vivir este título. Sentí una satisfacción muy grande. Sentí que estaba progresando y que todo lo que he trabajado ha dado sus frutos”, detalla.

¿Su mayor inspiración?

El título de maestra centroamericana le ha dado más que alegrías a Valeria; también le ha dado la oportunidad de ver la vida de manera diferente.

“Perder y fracasar son parte del proceso. He tenido que aprender de mis errores para seguir adelante. A mí me gusta esto del ajedrez y no quiero parar. Lo que me inspira es todo lo que puedo lograr si sigo trabajando, si me sigo esforzando”, indica.

En la sangre

Asimismo, confiesa que el ‘gen’ de ajedrez lo lleva en la sangre, razón por la cual no resulta sorpresiva su pasión por esta disciplina.

“Lo que me cuentan mis papás y mis abuelos es que mi bisabuelo trajo el ajedrez a la familia. Él fue ajedrecista, jugaba acá en Cortés y era bueno”, detalla.

Mensaje a los hondureños

La joven prodigio invita a la población hondureña a ver el ajedrez como algo más que un simple juego.

“Siento que la gente lo ha estereotipado, como que solo es un juego que juegan los niños inteligentes, o la gente que nació experta, o es un genio. El ajedrez cualquiera lo puede jugar, es un juego de lógica y de saber tomar decisiones”, asegura.

Valeria aprovecha, además, para enviar un mensaje de motivación a todos los niños y niñas que, al igual que ella, desean conocer más y practicar ajedrez.

“Este deporte puede abrir puertas para conocer nuevas personas, conocer el mundo. Enseña luchar, a aprender de los errores y a seguir adelante”, expresa.

Necesita apoyo

Durante su entrevista con Diario Tiempo, sus padres destacan el gran desempeño de su hija en cada competencia. Sin embargo, reconocen que cumplir el sueño de Valeria muchas veces depende de su capacidad económica.

Debido a su reciente título, Valeria ganó también la oportunidad de representar a Honduras en una competencia panamericana en Illinois, Estados Unidos. No obstante, la familia no dispone de todos los recursos necesarios para cubrir los gastos de traslado y estadía. Por eso hacen un llamado a todos los hondureños de un buen corazón, así como a los empresarios apasionados por el deporte, a aportar su granito de arena para ayudar a Valeria a llegar tan lejos como merece.

VEA LA ENTREVISTA COMPLETA

 

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido