Tras obtener ciudadanía, Karina Chinchilla pedirá ayuda a España para buscar a Enoc

553
Enoc

HONDURAS. Dunia Karina Chinchilla ahora buscará a su hijo, Enoc Pérez Chinchilla, con mayor intensidad que antes, pues, ya que España le concedió la ciudadanía, puede pedir ayuda a ese país para encontrarlo.

«Me alegra porque me ayuda a mover los medios ya como ciudadana española para buscar a mi hijo. Les ruego que sigan publicando la fotografía de mi hijo y que las autoridades sepan que este caso no va a quedar así», comentó la madre.

El pequeño Enoc vivía en España, pero viajó a su país natal el día 18 de noviembre de 2019. Lo raptaron varios sujetos (uno de ellos ya detenido) el pasado 2 de diciembre. Mataron a su abuelo, a su tío y a su niñera.

«Quiero que las autoridades sepan que, como madre, no dejaré de buscar a mi hijo e insistiré para que lo encuentren, porque tienen toda la responsabilidad del mundo de darme respuesta, porque mi hijo y yo tenemos derechos», agregó.

Lea: Madre de Enoc incrementa recompensa: «Yo no pierdo la esperanza»

El sospechoso «No confiesa»: DPI

Como se dijo antes, por la desaparición de Enoc, hay un sujeto detenido desde el pasado mes de enero, quien también es sospechoso de matar al abuelotío y niñera del menor, pues cuando pretendía secuestrarlo, «Algo se le complicó», dijo la Dirección Policial de Investigaciones (DPI).

No obstante, «El detenido (llamado Bayron Meléndez) no confiesa. No habla. Está entrenado para callar, matar y no delatar. Ha trabajado para Los Zetas y sabe aguantar bien la presión», fue la respuesta del jefe de la DPI, Evelio Burgos.

Así ocurrió el secuestro, según la DPI

Burgos dijo que la idea era solo secuestrar al niño, así que Meléndez, supuestamente acompañado de otras dos personas, llegó muy temprano a casa del abuelo del pequeño, Rubilio Pérez. El sospechoso creyó que el estaba durmiendo, pero no era así, sino que abrió la puerta cuando escuchó su nombre, y fue por eso que Meléndez lo atacó a disparos y luego asfixió con un cordón de zapatos.

Pero unos instantes más tarde, con los asesinos dentro de la casa, llegó Israel Ramos, el tío de Enoc, a quien también mataron de un golpe en la cabeza. Posteriormente llegó Cindy Castro, que cuidaba al niño, quien apareció muerta algunos días después. La Policía tiene la hipótesis de que Cindy estaba coludida con Meléndez, pero que fue asesinada porque luego pretendía delatarlo a él y a sus compinches.

Los cadáveres del tío y abuelo de Enoc, junto al de Amalia Molina, una vecina de la familia, yacían semienterrados en una zona desolada de Campo Elvir. Mientras que el de Cindy yacía en una zona montañosa de Lancetilla.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información sobre el COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo.