CORTÉS, HONDURAS. Luego de más de dos meses sin trabajar a causa del toque de queda absoluto como medida para contener el Covid-19, ciudadanos que trabajan como motoristas y ayudantes para algunas empresas de transporte público en la zona norte «andan matando pájaros para comer«, así lo dijo el dirigente Nelson Fernández.

Cabe indicar que estas personas subsisten de los ingresos que obtienen a diario, y por tanto, constituyen unos de los sectores más afectados económica por la crisis sanitaria que atraviesa el país.

Al consultarle a Nelson Fernández cómo los ‘chóferes’ y ‘cobradores’ están sobrellevando la cuarentena, él contestó «Mire, ve, muchos han hecho una honda y andan matando pájaros para comer (…) quienes viven es las colonias como, por ejemplo, la Rivera Hernández en donde se pueden hacer esa cosas, lo están haciendo de esa manera», aseguró.

«Nosotros estuvimos ayudándoles las primeras quincenas, pero igual, ya no tenemos. De la reserva que teníamos, ni pasa nosotros hay ya», agregó el empresario del transporte mediante una comunicación telefónica.

Bolsas solidarias, ¿menosprecio a transportistas de SPS?

Por otro lado, Nelson Fernández aseguró que, pese a que sí recibieron «bolsas solidarias» del Gobierno, la ayuda que les dieron a los transportistas del norte del país no se compara con la dada, por ejemplo, a los de Tegucigalpa.

«El Gobierno creo que ha dado un promedio de cinco o seis bolsas solidarias por persona en Tegucigalpa, y aquí hay un grupo de 21 empresas al que dio una bolsa para cada empleado y hay otro grupo que dos. Pero, ¿usted cree que con dos o tres bolsas a vivir esta gente?», cuestionó.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información sobre el COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo.