25.1 C
San Pedro Sula
jueves, septiembre 29, 2022

Por andar L.300 acusan a taxista de extorsión y sin pruebas lo envían a “El Pozo”

Debes leer

SPS. Indignación ocasionó en familiares y allegados el caso de un taxista acusado por extorsión, luego de que las autoridades lo detuvieron y encontraron en posesión de L. 300. Sin pruebas suficientes lo enviaron a “El Pozo” en Ilama, Santa Bárbara.

El taxista responde al nombre de José Antonio Miranda Colón, alias “Bemba”, que conduce la unidad con registro 0078. La captura la efectuaron agentes de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) en La Lima, Cortés.

Desde el pasado jueves 20 de septiembre lo enviaron a la cárcel de máxima seguridad en el occidente del país. Sin embargo, sus familiares y compañeros de trabajo creen en su inocencia y aseguran que no hay pruebas en su contra.

La FNAMP lo capturó por “denuncia” de un supuesto testigo protegido que aseguró ser víctima de extorsión. Pero cuando lo aprehendieron solamente le encontraron L. 300 que él expresó eran correspondientes a sus labores del día.

Hoy empezó la audiencia en su contra y otros taxistas, así como su esposa y familiares llegaron a exigir justicia. Sus allegados expresaron que él se esfuerza trabajando como motorista y que la unidad no le pertenece.

Asimismo contaron que desde niño trabaja honradamente y que durante muchos años se dedicó a vender pan de coco para superarse. A Miranda Colón lo vinculan con la Pandilla 18 lo acusan de ser miembro activo.

Cabe destacar que en el teléfono celular que le decomisaron tampoco se encontró indicios de extorsión. Ante lo cual, sus allegados se preguntan por qué todavía lo retienen si no hay pistas para probar las acusaciones.

Finalmente, los presentes exigieron a las autoridades policiales ser más responsables al momento de acusar. Manifestaron que no es la primera vez que capturaron “al primero que ven” y le imponen un delito que no ha cometido.

No es el primer caso

El pasado 10 de septiembre quedó en libertad “El Chapulín” que había sido detenido cinco días antes, acusado por extorsión. Las autoridades lo presentaron ante los medios como un criminal y en juicio no pudieron probarle los delitos.

Cuando salió, aseguró que lo capturaron por sus tatuajes y por la colonia donde reside. El caso se registró en la capital, Tegucigalpa, y contó que conoció a un joven que estaba recluido por extorsión cuando solo le encontraron 20 lempiras.

Lea la nota completa: En libertad quedó “El Chapulín”, detenido por extorsión

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido