SAN PEDRO SULA. En las últimas horas se ha dado a conocer que la banda «Los Grillos» no sólo estaría detrás de la masacre registrada en las afueras del Aeropuerto Ramón Villeda Morales en el años 2013, también habrían protagonizado un doble crimen en la residencial Los Cedros el 31 de enero de este 2018.

Recordando la fecha, en horas de la tarde se suscitó un tiroteo en una vivienda de residencial Los Cedros. En lo anterior, dejando dos hombres muertos y dos heridos, entre ellos un supuesto criminal.

Según información preliminar de la Policía, sujetos que llegaron en un pick-up, marca Toyota Hilux, estaban de visita en una residencia. Entonces, al poco tiempo, en dos carros llegaron otros individuos que burlaron la seguridad de la residencial haciéndose pasar por policías.

Los criminales al llegar a la vivienda cortaron la energía eléctrica. Seguidamente, sometieron a tres personas que estaban en el lugar. Y fue cuando en el interior de la casa ocurrió un enfrentamiento a balazos.

PERMANECEN EN PRISIÓN

Del tiroteo quedaron dos hombres muertos, uno de ellos en el pasillo dentro de la casa y otro en la parte trasera del patio. Una de las víctimas fue identificada por las autoridades como Luis Fernando Pinto Romero, de 32 años de edad y Hugo León.

Uno de los propietarios de la vivienda fue golpeado por los criminales. Por ello, paramédicos del 911 le dieron los primeros auxilios, luego fue llevado a un centro médico.

Los criminales después de cometer el doble asesinato escaparon del lugar; pero los pobladores llamaron al 911. Por lo que varias patrullas policiales en una rápida acción los persiguieron y lograron alcanzarlos en el sector Armenta. Allí, adonde uno de ellos, Fernando Rafael Guillén Solís, quien resultó herido en el tiroteo de la vivienda, se entregó a las autoridades y fue trasladado al hospital Mario Rivas.

Lea también: Muere un niño tras manipular pistola de juguete en Villanueva

Otro supuesto sicario, identificado como Edgardo Reiniery Rodríguez Ramos, quien intentó huir. También fue detenido cuando se cambiaba de ropa y le quitaron una pistola. A los
sicarios les decomisaron un Toyota Tacoma, negro, placas PEE 7938. También encontraron otro carro Toyota Hilux, color dorado en el que escaparon los otros sicarios.

El suceso quedó captado en cámaras de seguridad de la zona.

LES DIERON DETENCIÓN JUDICIAL

Los señalados son: Moisés Otoniel Castro Guevara, alias “Moisa o Gallo”, Ricardo Rubí, Darwin Josué Mayorquín Carter, alias “Monky”. Además, Estela Guevara Portillo, alias “La Doña”, Jonathan Josué Castro Guevara, alias “Suricato”. También, Óscar Alfredo Tejeda Obando, alias “Chele Momo” y Marvin Edgardo Rivera Salazar, éste último un exelemento de la Policía.

A todo ellos se les dio detención judicial y el juez determinó establecer la audiencia inicial para las 09.00 de la mañana. Esto, del domingo 2 de diciembre del presente año.

Se informó que debido a la gravedad de los delitos y la peligrosidad de los imputados, se les remitió a la Penitenciaría Nacional. Así como a la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social ambas en Támara, del distrito central.

Ses supo que seis horas de escuchas telefónicas presentarán como prueba en contra
de la supuesta banda criminal «Los Grillos». La Fiscalía contra el Crimen Organizado acusa a los capturados de asesinato. Así también, tráfico ilícito de drogas agravado y asociación ilícita.

OPERACIÓN «BARRACUDA»

Los presuntos siete cabecillas fueron arrestados el pasado lunes en Siguatepeque, Tegucigalpa, El Porvenir y La Ceiba, Atlántida. En ese sentido, se efectuaron 37 allanamientos de morada, varias órdenes de capturas y la privación de ocho bienes de origen ilícito.

De acuerdo con la investigación realizada por la ATIC y coordinada por la FEDCV y la FEDCV, los integrantes de esta estructura criminal comenzaron sus actividades ilícitas en el traslado de droga; es decir, para la organización criminal de los hermanos Rivera Maradiaga, quienes guardan prisión en Estados Unidos por estar acusados de narcotráfico.

Después de algún tiempo de trabajar para la estructura criminal de los hermanos Rivera Maradiaga, “Los Grillos” comenzaron a realizar quite de grandes cantidades de drogas. Y arreciaron los trabajos de sicariato por la disputa de territorio.

Parte de los bienes allanados a miembros de la banda «Los Grillos»