Se fugan dos privados de libertad del centro penal de Támara

205
Privado de libertad
Los privados de libertad fugados están identificados como Jordán Kiyfer Valladares, y Héctor Orlando Cruz.

HONDURAS. Dos privados de libertad se fugaron esta tarde de la Penitenciaria Nacional Marco Aurelio Soto, o centro penal de Támara, ubicado en el Valle de Amarateca.

Los fugados están identificados como Jordán Kiyfer Valladares y Héctor Orlando Cruz.

REOS

Asimismo, se supo que Orlando Cruz guardaba prisión por el delito de portación ilegal de armas. Kiyfer Valladares estaba recluido por el ilícito de estafa.

La orden de captura contra Orlando Cruz se emitió en el 2005. Se giró por el Juzgado de Letras de El Progeso, Yoro.

Mientras que Valladares, se capturó tres veces por el mismo delito. Su primera detención se reportó en el 2010. Luego en el 2011, y por último en el 2012.

De acuerdo a la información proporcionada, los reclusos se fugaron a eso de las tres de la tarde.

En ese sentido, autoridades penitenciarias montaron sendos operativos a la altura del Valle de Amarateca. Lo anterior, para recapturar a los prófugos.

REOS

Elementos militares revisaron buses, camiones y demás vehículos particulares para dar con el paradero de los desertores.

Cabe señalar que los reclusos guardaban prisión en el módulo conocido como Casa Blanca.

Según autoridades penitenciarias, a la hora del chequeo rutinario realizado a las 12:00 p.m. los recluidos permanecían en sus celdas.

Cabe destacar que las autoridades policiales ya hicieron públicas las fotos de los dos prófugos de la justicia.

Lo anterior, deja entre dicho la supuesta seguridad que se mantiene en dicho centro penitenciario.

Le puede interesar: Se fugan dos reos del Centro Penal de Choluteca

El año pasado 23 reos de alta peligrosidad se fugaron de dicho centro penitenciario

Como se recordará, el año pasado, al menos 23 pandilleros de la Pandilla 18 se fugaron de dicho centro penitenciario.

Dicha información está confirmada por las propias autoridades penitenciarias. En ese momento, indicaron que entre los fugados estaban privados de libertad de alta peligrosidad.

Tras ese escape, el director de la Penitenciaria de Támara, el teniente coronel Cesar Nájera, fue destituido de su cargo. En su lugar se nombró al subdirector, el teniente Salomón Ferrera.