Reprograman juicio de “empresas fantasmas” para el próximo lunes

87
Empresas fantasmas
Los acusados se presentaron este día al juicio

Tegucigalpa.- El Juicio denominado «Empresas Fantasmas-IHSS» se retomará el próximo lunes 8 de mayo, según dieron a conocer las autoridades de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) este jueves.

Este día, se retomó el juicio contra varios implicados en el caso  antes mencionado, mismo que es referente al sonado desfalco del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

El juicio fue pospuesto días atrás por incapacidad de tres días de un miembro del tribunal.

Además, se sumó a ello porque la defensa de Ramón Bertetty recusó a uno de los miembros del tribunal para que conozca el proceso.

Lo más relevante que se dio este día en la sala II del tribunal de Sentencia, lugar en donde se llevó a cabo el juicio, fue admitir la incorporación de consultora técnica de la OEA-MACCIH, en la investigación del caso.

Honduras: Implicados en caso “empresas fantasmas” están en juicio

Involucrados

En la creación de empresas fantasmas del IHSS, están involucrados:

El exdirector del IHSS, Mario Zelaya y el exgerente administrativo, José Bertetty.

Además se mencionan a Vivían Juárez, Michell Rojas, Jhon Charles Bográn y Susette Atuán Rojas.

Pesquisas detallan que en esta línea de investigación se lavaron más de 300 millones de lempiras.

Empresas fantasmas
Los acusados por este caso

Empresas fantasmas

Una empresa fantasma es una compañía que sirve como vehículo para diferentes operaciones empresariales. Sin tener ella misma activos significativos u operaciones propias. Las empresas fantasmas no son ilegales en sí, y pueden tener objetivos empresariales legítimos.

Sin embargo, son un componente importante de la economía sumergida, especialmente de aquella basada en paraísos fiscales.

Una operación clásica para eludir impuestos está basada en la compra y venta a través de compañías fantasma en paraísos fiscales (conocidas como sociedades offshore) para ocultar beneficios auténticos.

La firma principal lleva a cabo sus operaciones internacionales a través de una compañía fantasma. De manera que no tiene que reportar a su país los importes, evitando impuestos.