Puerto Cortés: más decomisos de tambos con bunker: ¿Eran para las maquilas?

En un operativo masivo, miembros de FUSINA incautaron cerca de 282 barriles de combustible supuestamente robado. Las pérdidas por el decomiso ascienden a 3 millones de lempiras.

333
combustible decomisado en Puerto Cortés
En el barrio El Faro se dió el decomiso varios barriles de bunker.

CORTÉS, HONDURAS. Miembros de la Policía Nacional y el Ejército decomisó varios barriles de combustible bunker en Puerto Cortés.

La vocera de FUSINA, Eny Vega, informó sobre el nuevo hallazgo hecho en el barrio El Faro. «Hemos incautado este combustible llamado bunker utilizado principalmente para máquilas», comenzó diciendo Vega.

Le puede interesar: Puerto Cortés: decomisan 75 tanques de combustible supuestamente robado 

Agregó que este tipo de carburante es comercializado de manera ilegal. «Este combustible se lo roban y luego lo venden a empresas que se dedican a la industria textíl».

Los barriles fueron encontrados en un solar baldío que servía como almacenamiento del carburante. Por la mañana ya se habían decomisado 75 tanques que almacenaban gasolina y diesel en el barrio El Mango. Asimismo, en el lugar se encontraron cuatro barriles azules que se supone, son usados para esconder el infamable.

En total se decomisaron 282 recipientes que contienen entre 12 y 15 mil galones de combustible denominados «maxi cubos». También se encontró tres bombas utilizadas para extraer gasolina, mangueras y otros materiales utilizados en la manipulación del inflamable.

Vega recalcó que las investigaciones continúan para poder identificar a los responsables de este plantel clandestino. «Seguiremos hasta dar con el paradero de las personas que se los roban», resaltó. También señaló que las indagaciones les ayudarán a dar con los compradores.

Cabe destacar que el plantel no queda en un lugar aislado. Este se encuentra en una zona muy transitada. Cuestionados por este dato, la Policía Nacional presume que los barriles de este combustible llegó ahí recientemente.

Pérdidas millonarias 

Según estimaciones, las pérdidas por el combustible decomisado asciende a 3 millones de lempiras. Todo el material incautado se remitirá a las instalaciones de FUSINA en San Pedro Sula.

Durante la Operación «Morazán II» se han dado varios allanamientos en diferentes lugares del país.