22.3 C
San Pedro Sula
jueves, diciembre 8, 2022

Prueba del Audi TT RS, la variante más deportiva del modelo

Debes leer

REDACCIÓN. Audi puso el broche de oro a la familia del TT con la variante más deportiva RS. Sus 400 CV extraídos del motor de cinco cilindros en línea, así como una puesta a punto de lo más capaz, hacen que este modelo sea uno de los que más divertidos de toda la gama de modelos alemanes.

La variante más deportiva del modelo alemán nos deja con una estética renovada y mucho más agresiva que en sus hermanos de gama.

Detalles del Audi TT RS

En primer lugar, en el frontal se han insertado unas tomas aerodinámicas más grandes y generosas para poder dotar de ventilación al bloque de cinco cilindros y 2.5 litros de cubicaje que se aloja bajo el capó delantero. Además, en la propia parrilla se puede identificar la insignia de TT RS y “quattro” en la parte inferior.

En el perfil se distinguen unas llantas de mayor tamaño, con opciones de entre 19 o 20 pulgadas, concretamente. En el interior se alojan unos discos de freno perforados, que podrán ser “mordidos” por pinzas decoradas en color negro o rojo.

Prueba del Audi TT RS
Sus llantas pueden ser de hasta 20 pulgadas.

Los pasos de rueda no sufren modificaciones con respecto a otras variantes, pues siempre presentan esos abultamientos por los que ya se caracteriza la imagen del modelo.

Sin embargo, si echamos un vistazo a su trasera esta no dejará indiferente a nadie. En primer lugar, es más que probable que llame particularmente la atención su generoso alerón fijo situado sobre el portón del maletero, y el cual se puede ver a través de los espejos retrovisores mientras se conduce.

Lea también: Alfa Romeo dará detalles de su nuevo superdeportivo en 2023

Por último, sus faros traseros serán de LED de serie, aunque opcionalmente se podrán escoger unos con tecnología OLED de aspecto tridimensional.

Interior del nuevo modelo deportivo

Pasando al habitáculo del pequeño coupé, encontramos una disposición de doble fila de asientos (2+2), donde todo el protagonismo es para los ocupantes delanteros. Las plazas traseras serán principalmente destinadas a acomodar niños, mascotas o como maletero auxiliar. La mencionada segunda fila está homologada para un máximo de dos ocupantes.

Prueba del Audi TT RS
El habitáculo está totalmente orientado expresamente a su conductor.

En la fila principal se disponen dos asientos deportivos que poseen un muy buen agarre para todo tipo de fisionomías de sus ocupantes. Sobre el respaldo se sitúan los logos de RS, que también encontramos por otros espacios del interior.

No obstante, una de las cosas más llamativas del habitáculo será la ausencia total de pantalla central de información y entretenimiento.

Audi arriesgó notablemente al incorporar todas sus funciones sobre el panel de instrumentos digital. Esto nos deja con un salpicadero mucho más limpio de elementos, pero algo más complejo para hacerse a su funcionamiento.

Prueba del Audi TT RS
Es un coche hecho por y para la deportividad.

El aire acondicionado se podrá encender, apagar o regular a través de unos mandos dispuestos en las propias salidas de aireación. El mencionado panel de instrumentación digital posee un diagonal de 12,3 pulgadas y a través de él se podrán manejar la práctica totalidad de funciones ya conocidas.

Por su lado, el volante también se encuentran los botones de arranque o de selección de modos de conducción (Comfort, Auto, Dynamic e Individual).

El maletero del Audi TT RS, a pesar de lo que pueda parecer, es muy aprovechable, pues sus formas son muy cuadradas y es profundo; suficiente para transportar hasta 3 maletas de tipo cabina o una compra diaria. Su volumen de capacidad mínima es de 305 litros ampliable mediante el abatimiento de la segunda fila de asientos.

Prueba del Audi TT RS
El volumen de capacidad mínima del maletero es de 305 litros.

A través de las colas de escape existen dos opciones de sonido, “Sport” o “Estándar” seleccionables a través de un botón específico ubicado en la consola central.

Prueba de conducción

Es posible que el Audi TT RS sea uno de los coches más adictivos de cuantos posee la marca actualmente en venta.

El coche es de tamaño reducido, pues apenas alcanza los 4,2 metros de longitud; sensaciones de auténtico deportivo “matagigantes”, ya que sus 400 CV rinden de forma realmente espectacular.

Prueba del Audi TT RS
Por su doble salida de escape emana un sonido gutural demasiado adictivo

Sus asientos son muy bajos y acogedores, pues están totalmente enfocados al agarre y la sujeción del cuerpo en momento de éxtasis en una carretera de curvas o sobre el asfalto de un trazado.

El volante, en su posición más baja, queda a la altura del pecho del conductor, y la vista se sitúa a la altura del volante. La posición es la clásica de un coche de carreras.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido