Uno de los extraditables sería agente de Policía de Inteligencia

Los imputados son Ludwig Zelaya, Mario Mejía, Juan Ávila, Carlos Zavala, Víctor López y Jorge Cruz Chávez, todos ellos acusados por Estados Unidos.

0
4430
Carlos José Zavala.

REDACCIÓN. Este martes en el foro de Frente a Frente, el abogado defensor de los policías acusados en Honduras, Óscar Cálix, dio declaraciones que “trastocan” el sonado caso por parte de una corte en Estados Unidos, en donde se les acusa de conspirar para traficar drogas, tráfico de armas y delitos conexos en perjuicio de la seguridad interna de ese país.

“Estas personas no pueden ser enjuiciadas en Honduras, de acuerdo a la acusación, Fabio Lobo sostuvo una reunión con los seis policías extraditables, dos supuestos mexicanos del Cartel de Sinaloa; uno de ellos se supone era agente encubierto de la DEA“, dijo el abogado Óscar Cálix.

Añadió que “entonces Carlos José Zavala tendrá que demostrar ante una corte en Estados Unidos que él estaba en una misión al ser invitado en tal reunión, debe lograr acreditar que en ese momento estaba en un curso de ascenso y era compañero del subdirector de SERCAA, la cual es una institución de inteligencia de la Policía Nacional Preventiva. Según él, al finalizar la reunión donde participó, dio un informe al subdirector y director de SERCAA sobre el caso”.

Es de mencionar, que recientemente el mismo Carlos Zavala dijo a un medio capitalino que no conocía a Fabio Lobo y que tampoco ha estado en Olancho, donde vive la familia del exmandatario hondureño; igualmente, negó conocer a varios de los agentes mencionados en el documento de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, esto viene a contradecir lo textualizado por Cálix.

También destacó que ya solicitaron dicho documento por escrito para sacar una copia y le sirva como fundamento legal en su defensa.

Policías acusados.
Policías acusados.

“Estoy dispuesto a entregarme a la justicia; yo no tengo nada que ocultar. Están las cuentas de banco mías y de mi esposa; yo entregué a la DIECP (Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial) el informe de mi patrimonio en 2014 y tengo los resultados. No me voy a correr para ningún lado, porque yo tengo la conciencia tranquila, si me tengo que presentar a la embajada de Estados Unidos, lo voy a hacer”, dijo antes de su entrega voluntaria el propio Zavala.

ZAVALA FUE CANCELADO

Cabe destacar que Zavala fue cancelado este año por el organismo de emergencia por motivos de reestructuración, no así por estar ligado a temas de narcotráfico, lo que significaría que la Comisión Especial de Depuración no está siendo efectiva en este sentido.

Tráfico con droga.
Tráfico con droga.

ACUSACIÓN DE ESTADOS UNIDOS

De acuerdo a la acusación, el hondureño habría acordado dar apoyo para el trasiego de cocaína a través de Honduras (con el objetivo de llegar a Honduras) a cambio de recibir unos 100,000 dólares (2.1 millones de dólares).

DEA TENDIÓ UNA TRAMPA A HIJO DE PEPE LOBO Y POLICÍAS 

Como ejemplo, la Corte del Distrito Sur menciona una operación ilícita del 2014, cuando Lobo habría acordado brindar seguridad y apoyo logístico para transportar a través de Honduras una carga de varias toneladas de cocaína que Lobo creía pertenecía al cartel mexicano de Sinaloa e introduciría a Estados Unidos.

DATO

“En Honduras la pena mínima en casos de narcotráfico es 15 años, en EEUU puede cumplir 5 en el mejor caso.”

El acuerdo era que, por la asistencia al grupo de narcotraficantes, recibiría un millón de dólares por asegurar el traspaso de la droga.

Como parte del plan, en junio del 2014 Lobo presentó a los seis policías hondureños dos supuestos traficantes mexicanos de droga, quienes realmente eran fuentes confidenciales actuando bajo la dirección de la DEA.

Lee también: Confirman entrega a EEUU de 5 policías  hondureños

Fabio Lobo.
Fabio Lobo.

Los investigadores dicen que esta reunión, donde participaron los seis agentes acusados, quedó grabada en un vídeo.

En el material, según la Corte del Distrito Sur de Nueva York, se registra cuando los policías mostraron un mapa de Honduras y los puestos de control, al mismo tiempo que planearon una ruta por donde transitaría la cocaína.

Cada uno de los imputados aceptó trabajar en esta operación por 100,000 dólares, unos 600,000 dólares en total por el grupo, además de otros 200,000 para el pago a subordinados.