En plena investigación, empresa vinculada al «mascarillazo» traspasó acciones

1019
acciones
Juan José Lagos y Waleska Zelaya han declarado por el "mascarillazo". Ahora se conoce que GyT, empresa que administraban, vendió sus acciones a una compañía en Panamá. Eso, en plena investigación.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La Inversión Estratégica de Honduras (INVEST-H) desembolsó más de L50 millones por 474 mil mascarillas KN95 para la atención de la crisis sanitaria por COVID-19.

La supuesta sobrevaloración (que sería de un 41 %) en esa adquisición llevó a que el Ministerio Público (MP) abriera una investigación en el caso, que se denominó como «mascarillazo».

Según la investigación preliminar, el proveedor de ese cuantioso lote de tapabocas fue la empresa Gestión y Tecnología S.A. de C.V. (GyT), cuya administración recae sobre Juan José Lagos y su cónyuge, la diputada nacionalista, Waleska Marlene Zelaya.

Lea también – Defensa de Juan José Lagos: «GYT no vendió mascarillas a INVEST-H»

La situación ahora tiene un cabo suelto más. Se conoció, a través de un acta de modificación de GyT, que el 24 de julio de 2020 esa empresa traspasó la totalidad de sus acciones a una sociedad panameña.

El documento detalla que la compra la efectuó Baudin Overseas Corporation, fundada en 2017 en la Ciudad de Panamá. De manera específica, el negocio panameño ahora tiene 9,900 acciones nominativas con un valor L100 cada una, es decir, un monto equivalente a 990 mil lempiras.

El ciudadano Héctor Hordelín Venegas Velásquez también se agenció con 100 acciones, por un valor total de 100 mil lempiras del capital social. Es oportuno precisar que los inversionistas hicieron el pago a través de un mecanismo de compensación de créditos. El mismo se basó en las cuentas que GyT reflejó en el balance de la sociedad en todo 2018.

Durante las averiguaciones

Cabe destacar que la transacción se llevó a cabo nada más 12 días antes declarase ante autoridades en calidad de investigado. Además, para ese momento, ya estaba en curso la investigación por la supuesta irregularidad en la operación de las mascarillas.

Información provista indica que la empresa panameña envió una propuesta a GyT con anterioridad para incorporarse como «un nuevo socio». Luego, Lagos y Sonia Griselda Romero, actuales socios, optaron por venderles la totalidad de derechos en medio de la especulación que generó el «mascarillazo».

De dueño a consultor

Así, Boudin Overseas se quedó con GyT. Sin embargo, no desligó completamente al previo socio, Juan José Lagos. Por el contrario, autorizó la creación de un contrato de consultoría con él.

Su contratación se justificó bajo la explicación de que él cuenta con el conocimiento sobre el funcionamiento general de la empresa y los negocios que la misma tiene vigentes. Asimismo, que «se valoró su relación con los clientes nacionales e internacionales».

Los honorarios para Lagos en su nueva función quedaron, entonces, a criterio de la nueva administración. Además, él deberá entregar un informe ante la asamblea correspondiente sobre sus quehaceres como consultor.

¿Irregularidades en el «mascarillazo»?

Los supuestos cambios en la constitución mercantil de GyT generan suspicacia. En mayo del año en curso, Marco Bográn exdirector de INVEST-H, aseveró que GyT dejó de pertenecer a Lagos desde 2018, cuando vendió el negocio a una compañía estadounidense.

En ese momento también se dijo que el empresario hondureño fungiría como consultor para el nuevo dueño. Ahora, se comprueba, según actas, que él seguía como propietario y ahora las acciones se irán a Panamá.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn