25.1 C
San Pedro Sula
viernes, diciembre 9, 2022

¿Por qué Ómicron permanece como variante dominante en el mundo?

Debes leer

REDACCIÓN.- Desde que el 27 de noviembre de 2021 se la detectó en Sudáfrica, la variante Ómicron del SARS-CoV-2 supo volverse dominante en todo el mundo, y hacer uso de sus estrategias de supervivencia para dar origen a varios sublinajes y convertirse en la mutación que impulsó la actualización de las vacunas disponibles.

Es que pese al elevado porcentaje de población vacunada en todo el mundo, los especialistas comenzaron a ver que el virus lograba evadir los anticuerpos contra el COVID-19, tanto los generados por las formulaciones desarrolladas en tiempo récord como por la inmunidad natural de quienes habían contraído la enfermedad.

Así es que en el orden del alfabeto griego que la Organización Mundial de la Salud (OMS) comenzó a asignar a cada una de las variantes de preocupación del coronavirus que iban surgiendo. Ómicron fue la decimotercera variante nombrada en menos de un año. Y ahora lleva casi diez meses de reinado. Según un artículo reciente publicado en The New York Times, eso no significa que el SARS-CoV-2 haya dejado de evolucionar. Sin embargo, sí que puede haber entrado en una nueva etapa.

Cifras del coronavirus en el mundo
Cifras del coronavirus en el mundo.
Cifras del coronavirus en Honduras.
Lea también: Descubren virus similar al coronavirus que preocupa a los expertos

David Robertson es virólogo de la Universidad de Glasgow, y consideró que “según lo que se está detectando en este momento, parece que el futuro SARS-CoV-2 evolucionará a partir de Ómicron”. Asimismo, también parece que esta variante tiene una notable capacidad para una mayor evolución. Según observan los especialistas, una de las subvariantes más nuevas, llamada BA.2.75.2, puede evadir las respuestas inmunitarias mejor que todas las formas anteriores de esta mutación.

Y si bien los expertos aseguran que “por ahora, BA.2.75.2 representa sólo el 0,05% de los coronavirus que se secuenciaron en todo el mundo en los últimos tres meses”, recuerdan que eso también había ocurrido con otras subvariantes que luego llegaron a dominar el mundo. “Si BA.2.75.2 se generaliza este invierno, puede debilitar la eficacia de los refuerzos recientemente autorizados de Moderna y Pfizer”, alertaron.

Al principio, el SARS-CoV-2 siguió el curso lento y constante que los científicos esperaban en función de otros coronavirus. Su árbol evolutivo se dividió gradualmente en ramas, cada una con algunas mutaciones. Los biólogos evolutivos les siguieron la pista con códigos que eran útiles pero oscuros. Nadie más prestó mucha atención a los códigos, porque hacían poca diferencia en la forma en que los virus enfermaban a las personas.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido