Si no hay síntomas de COVID-19, Gobierno no aplica pruebas en la frontera

215
covid-19
Ni prueba, ni acompañamiento, ni atención para los casos sospechosos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Pese a que el Gobierno decretó emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19, los hondureños que ingresan al país por la frontera de Nicaragua no son sometidos a las pruebas para detectar el virus, según manifestó un compatriota que llegó anoche de México y pasó por la hermana nación centroamericana.

En comunicación con Tiempo Digital, el hondureño que solo se identificó como Rodrigo, relató que él y otros de los 45 acompañantes que ingresaron anoche al país no presentaron síntomas relacionados al COVID-19 y pasaron la frontera.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que el mortal virus también puede ser asíntomático. Pero Rodrigo sostuvo que «el Gobierno no quiere gastar dinero en personas asíntomaticas».

Lea también: Hondureños varados en EEUU plantean alternativa para retornar al país

Sin acompañamiento ante emergencia de COVID-19

De acuerdo al relato del compatriota, originario de Tegucigalpa, Francisco Morazán, al momento de llegar a la frontera, los remitieron directamente a un albergue de Danlí, El Paraíso, zona oriental del país.

Eran al rededor de las 11:30 p.m. del martes cuando llegaron al citado lugar que tiene capacidad para 45 personas. «El alcalde de Danlí dijo que con los que llegamos, sumaban 45, pero es mentira, habíamos 57 personas en total», aseguró Rodrigo.

En el albergue, «no había doctores, ni miembros de COPECO, no nos recibieron con agua ni alimento, esto sin mencionar que no había camas. Tuvimos que conseguir colchones y dormir afuera. De las 57 personas que estábamos en el lugar, 12 dormimos afuera», dijo.

A los que ingresaron por la frontera de Nicaragua, solo les tomaron la temperatura y preguntaron si presentaban síntomas, si la respuesta era un no, pues los enviaban directo a sus casas, sin realizarles las pruebas del COVID-19, reiteró Rodrigo.

Finalmente, el hondureño dijo: «Tuvimos suerte» de dormir afuera del albergue. Porque no sabemos si los que estaban en el albergue tenían el COVID-19, o en su defecto, los que recién ingresaron al país».