¿Suicidio o asesinato? Con pistola en mano y un disparo en la cabeza hallan a mujer en Olancho

681
mujer en Olancho
Horas antes del hecho, la mujer sostuvo una acalorada discusión con su pareja, según vecinos.

OLANCHO, HONDURAS. Al interior de su casa de habitación en el Barrio Calona de Juticalpa, Olancho, hallaron muerta a una fémina con un disparo en la cabeza.

Tirada en el suelo de la habitación, sosteniendo un arma de fuego, se encontró el cadáver de Lidia Suyapa Fúnez Ferrera, de 29 años de edad. Sin embargo, aún no confirman si el hecho se trata de un suicido o un asesinato.

Según se conoció, al momento de su muerte, Fúnez Ferrera portaba un short jeans que encontraron colocado a la altura de sus rodillas.

Por otra parte, las autoridades confirmaron que el disparo fue en el lado derecho de la sien, cerca del ojo.

Informes preliminares indicaron que la fémina, horas antes del hecho, sostuvo una acalorada discusión con su pareja, quien presuntamente abandonó el hogar.

En ese sentido, una de las hipótesis es que a mujer sumida en la desesperación y tristeza decidió quitarse la vida. Por otra parte, hasta el momento tampoco se descarta la posibilidad que sea un asesinato. En ese sentido, las investigaciones del caso están orientadas a esos extremos.

Agentes de la Policía Nacional y miembros de la Dirección Nacional de Medicina Forense, se presentaron al lugar a realizar las investigaciones pertinentes y el levantamiento del cuerpo.

Lea también: Comayagua: Apuñalan a un maestro de primaria por supuestamente golpear a un alumno

Tras un intento fallido, joven de 23 años se quita la vida en Olancho

Sin conocer el verdadero motivo, una jovencita de 23 años tomó la fatal decisión de quitarse la vida ingiriendo pastillas para curar frijoles en La Unión, departamento de Olancho, al oriente del país.

Fue identificada como Claritza Fúnez, de 23 años de edad. Según relataron sus padres a medios de comunicación, la joven ya había intentado quitarse la vida, ocasión en la cual no logró su cometido.

Sin embargo, siendo esta la segunda vez, consiguió las indeseables pastillas, que se siguen vendiendo al publico sin restricción alguna, y las ingirió.

Familiares dijeron desconocer las causas que la llevaron a tomar la fatal decisión; ya que su comportamiento luego de su primer intento de suicidio era normal, sin sospechar de algún estado depresivo y problemas.