Comayagua: apuñalan a maestro de primaria por supuestamente golpear a un alumno

472
Maestro
Elvis Guillen fue intervenido quirúrgicamente; se encuentra estable.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un maestro de educación primaria recibió este día al menos dos puñaladas por supuestamente golpear a uno de sus alumnos en Comayagua, zona central del país.

Se trató del maestro de educación primaria Elvis Guillen, de 26 años de edad. Quien labora en el centro educativo Ramiro Humberto Moreno, ubicado en la colonia la Sasita de esa localidad.

Tras el violento ataque, se trasladó a Guillen de inmediato a la sala de emergencia del Hospital Santa Terecita, donde recibió atención médica.

Inicialmente, se dijo que el herido sería trasladado a Tegucigalpa, capital del país, debido a la gravedad de sus heridas. Pero afortunadamente se intervenido quirúrgicamente en el centro asistencial antes mencionado y se recupera satisfactoriamente.

Según la versión de los presentes, el maestro se dirigía a su casa de habitación, situada muy cerca del centro educativo, cuando fue interceptado y atacado.

Puede interesarle: VÍDEO: motociclista muere en accidente vial en bulevar Centroamérica

Docente había recibido amenazas

Hasta el momento se desconoce la identidad del hechor, que luego de herirlo huyó y tomó un camino desconocido. Pero se presume que puede tratarse de uno de los padres de familia de la escuela.

La semana anterior circuló en redes sociales que este maestro habría golpeado a un alumno. Producto de esta acción, Guillen  había recibido amenazas de varios padres de familia de este centro educativo.

Autoridades investigan

Por su parte las autoridades policiales con apoyo de la Dirección Policial de Investigación (DPI) investigan el hecho. Esto, para confirmar la versión que circula en redes sociales y dar con el paradero del hechor.

De igual forma, brindaron resguardo policial al docente que se encuentra interno en el principal centro asistencial de Comayagua.

En ese sentido, familiares de la víctima temen a represalias o que los responsables quieran terminar con la vida del educador.