Masacre de familia de mormones: Niños sobrevivieron de milagro

466
Maria Ronita Miller y cuatro de sus hijos, incluidos sus gemelos de 8 meses, murieron en el ataque.

Tucson, Arizona — Las historias de supervivencia están surgiendo después del brutal ataque en México que dejó nueve personas muertas. Tres mujeres estadounidenses y seis niños murieron después de que la una familia fuera atacada por hombres armados de uno de los cárteles que operan en México.

Ocho niños sobrevivieron, cinco con heridas de bala y  son tratados en un hospital de Tucson.

Después de que su madre y dos hermanos los asesinaran a tiros, Devin Langford, de 13 años, fue capaz de esconder a otros seis hermanos en arbustos cercanos, cubriéndolos con ramas. Luego caminó 14 millas en busca de ayuda. Su hermana de 9 años, McKenzie, funa bala le rozó el brazo. Caminó durante cuatro horas en la oscuridad antes de finalmente encontrar a los rescatistas.

Los sobrevivientes los transportaron por aire a Arizona. Cody, de 8 años, recibió un disparo en la mandíbula y la pierna. Mientras a Kylie, de 14 años, una bala le impacto su pie y Xander, 4 años, recibió un disparo en la espalda. Brixton, de 9 meses, recibió un proyectil en el pecho.

El milagro más pequeño fue Faith Langford, de 7 meses. Su madre, Christina Langford Johnson, de 29 años, la escondió en el asiento trasero y lo encontraron 11 horas después de la masacre. Su madre salió del vehículo con las manos en alto para enfrentarse a los pistoleros para que dejaran de disparar. Sin embargo, testigos dijeron que la mataron a sangre fría.

Barbarie

Las víctimas eran todos miembros de un grupo separatista de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días que se había establecido en las montañas de Sonora, México, hace décadas. Un miembro del grupo lo asesinó un cártel hace 10 años.

Los miembros de la familia dicen que los cuerpos de María Rhonita Miller, de 30 años, sus gemelos Titus y Tiana, su hijo de 12 años Howard Jr. y Krystal, de 10, los encontraron dentro de un SUV quemado.

El vehículo se había averiado con un neumático pinchado antes de que estuviera lleno de balas y explotara.

Nota relacionada: https://tiempo.hn/brutal-ataque-a-familia-mormona-estadounidense-en-mexico-nueve-muertos/

A sólo 10 millas por la carretera, otros dos vehículos que seguían al de Miller fueron alcanzados. Dawna Langford, de 43 años, junto con sus hijos de 2 y 11 años, también los mataron.

Parientes de mormones masacrados

Para los parientes, que residen en varios estados, no hay nada más que shock y angustia en este suceso.

«La forma en que fueron asesinados, quemados y masacrados es simplemente … Dios, ¿cómo? Indescriptible», dijo la familiar Lafe Langford.
Violencia en México

México ha enfrentado una serie de incidentes violentos en el último mes. Catorce policías mexicanos murieron después de que los emboscaron bandas de narcotraficantes. Días más tarde, las fuerzas de seguridad se vieron obligadas a liberar al hijo del famoso capo de la droga, El Chapo, después de que hombres a fuertemente armados aterrorizaran a una ciudad mexicana con armas pesadas.