Más de 30 años de servicio: el COVID-19 le arrebata la vida a bombero en SPS

187
bombero
Fotografía en vida del sargento segundo Jesús Eduardo Sánchez Guillén.

SAN PEDRO SULA, HONDURAS. La mañana de hoy, sábado, el Cuerpo de Bomberos de Honduras informó del fallecimiento de uno de sus compañeros a causa del COVID-19. Se trata del sargento segundo, Jesús Eduardo Sánchez Guillén.

Guillén estaba asignado a la Estación de Bomberos de La Lima, donde tenía unos ocho años reintegrado y lideraba el departamento de Taller Mecánico.

Le puede interesar – En La Ceiba: fallece el excapitán de bomberos Fernando Castro Miralda

Según el mayor Perdomo, de la estación de La Lima, el sargento Sánchez inició en el Cuerpo de Bomberos entre 1984 y 1985. Se retiró en varias ocasiones pero siempre regresaba y tenía ya ocho años de servicio continuo.

Falleció en la sala COVID-19 del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) en San Pedro Sula, luego de más de cinco semanas ingresado. Fue detectado su contagio la semana del 22 de junio y el 25 fue hospitalizado por complicaciones de salud.

El Cuerpo de Bomberos de Honduras lamentó el fallecimiento del sargento Sánchez y enviaron un mensaje de aliento a sus familiares. «Un compañero de toda la vida. Estamos muy dolidos por esta pérdida irreparable», expresó el mayor Perdomo.

El cuerpo del sargento Sánchez llegó a la estación de La Lima y fue despedido por sus compañeros con un saludo para rendirle honor. Asimismo sonaron las sirenas y se encaminaron a sepultarlo.

¡Golpeado el Cuerpo de Bomberos!

El Cuerpo de Bomberos también ha sido uno de los más afectados por la pandemia del COVID-19. Hace algunas semanas, el comandante general de Bomberos de Honduras, Manuel Zelaya, informó del aumento de contagios.

En ese momento, Zelaya indicó que el Cuerpo de Bomberos de forma periódica somete a sus empleados a las pruebas rápidas. Eso les ayuda a detectar los casos asintomáticos y así reducen el riesgo de contagio de más personal.

El primer fallecimiento fue del cabo Reynaldo Perdomo Saravia, quien tenía 62 años, y presentaba problemas en los riñones. El segundo miembro fue el cabo Roberto Aquilino Méndez, de 22 años.

Asimismo, el excomandante Henry Stanley, cuyos familiares aseguraron no había muerto por COVID-19. De igual manera, el fallecimiento del capitán en situación de retiro, Fernando Castro Miralda, en la ciudad de la Ceiba, Atlántida, zona norte del país.


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre el coronavirus en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo