Maestra muere presuntamente por dengue grave en Siguatepeque

272
Suman 155 los fallecidos por el virus mortal del dengue.

COMAYAGUA, HONDURAS. Una maestra murió presuntamente por dengue grave ayer martes en horas tempranas, en el municipio de Siguatepeque, Comayagua, zona central de Honduras.

La educadora fue identificada como Iris Murillo, quien desempeñaba la docencia en un centro educativo en el lugar ya mencionado. Por lo cual, su pérdiada la han lamentado en toda la zona donde residía.

Los familiares de Murillo manifestaron que con anticipación solicitaron a las autoridades de salud del sector una fumigación en el barrio Suyapita, donde residía la víctima. Sin embargo, los encargados de esta labor nunca dieron respuesta

Cifra de muertos

Al respecto, en la semana epidemiológica número 43 se reportaron cuatro nuevos decesos. Por lo anterior, el último reporte de la Secretaría de Salud, detalló que son 155 los muertos por dengue grave en lo que va del año.

Cabe indicar que se analizan las causas de muerte de otras 36 personas que presentaban síntomas del virus del dengue. Mientras que otros 43 casos han sido descartados.

Lea también: Dengue en Honduras: muere otra menor de edad con los síntomas

Los menores lo más afectados

Según las autoridades, el 57.4% de los decesos eran menores de 15 años. El mayor casos de infectados por el mortal virus del dengue han sido los departamentos de Cortés, Santa Bárbara y Comayagua.

Por tal razón, las autoridades recomiendan a la población de no automedicarse; en caso de presentar síntomas acudir al centro de salud más cercano. Ya que la enfermedad se puede prevenir.

Del total de incidentes que se han reportado son 75,773 son de dengue clásico. Mientras el dengue grave suman 18,296 casos. El dengue es una enfermedad causada por el mosquito Aedes Aegypti, responsable también de la transmisión del chikungunya y zika.

La Secretaría Salud han reconocido que esta es la peor epidemia de dengue que el país ha sufrido. Debido a la acumulación de agua de lluvia en las viviendas y la propagación de criaderos de zancudos.

Del tal modo, se recomienda a la población que los recipientes de almacenamiento de agua se deben mantener tapados, usar repelente, limpiar casas y patios.