25.6 C
San Pedro Sula
sábado, marzo 2, 2024

Los dinosaurios podrían ser la razón por la que no vivimos hasta los 200 años

Debes leer

Redacción.- El microbiólogo, João Pedro de Magalhães, realizó un estudio que señala que los desaparecidos dinosaurios podrían ser la razón de por qué los humanos no viven hasta los 200 años

El trabajo lleva por título «cuello de botella de la longevidad» y fue publicado en BioEssays. Mismo que despeja la duda de por qué los humanos envejecemos de la manera en que lo hacemos, en comparación a la rapidez de otras especies.

Todo apunta que esto podría tener su origen en la época en que los dinosaurios dominaron la Tierra hace millones de años, un período crítico para la historia de los mamíferos de los que desciende el ser humano.

Te puede interesar: Hallan reptil marino más antiguo que los dinosaurios en el Ártico

En ese sentido, indica que esta corriente relaciona el papel que desempeñaron los dinosaurios durante más de 100 millones de años con el proceso de envejecimiento de los mamíferos.

Su planteamiento es el siguiente: durante la era Mesozoica —cuando los dinosaurios dominaban el mundo—, los mamíferos enfrentaron una presión persistente para reproducirse rápidamente y así sobrevivir. Esto supuso, con el paso de millones de años, la pérdida o inactivación de los genes asociados una esperanza de vida más larga.

«Algunos de los primeros mamíferos se vieron obligados a vivir hacia el final de la cadena alimentaria, y probablemente pasaron 100 millones de años durante la era de los dinosaurios evolucionando para sobrevivir mediante una reproducción rápida», explica el experto.

microbiólogo João Pedro de Magalhães
Microbiólogo João Pedro de Magalhães.

Impacto en el envejecimiento de los humanos 

Para Magalhães, «ese largo periodo de presión evolutiva tiene un impacto en la forma en que los humanos envejecemos». De ahí que, siempre según esta teoría, muchos reptiles tengan procesos de envejecimiento mucho más lento. Además que muestren signos mínimos de senescencia a lo largo de sus vidas.

En este sentido, se ha referido a varios ejemplos «de reparación y regeneración verdaderamente notables» en el mundo animal. Sin embargo, «esa información genética habría sido innecesaria para los primeros mamíferos que tuvieron la suerte de no terminar como alimento del T. Rex», añade.

El científico ha apuntado que aunque por ahora solo es una hipótesis, hay «muchos ángulos intrigantes» para abordarla. «Incluida la posibilidad de que el cáncer sea más frecuente en los mamíferos que en otras especies debido al rápido proceso de envejecimiento», concluyó.

Lee también: Exgerente del SANAA, procesado por tratos crueles, inhumanos o degradantes

Fuente: 20 Minutos

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

[wp-rss-aggregator feeds="cronometro"]
error: Contenido Protegido