Lavarse las manos con regularidad, ¿debilita el sistema inmune?

0
869
manos
De acuerdo con expertos, lavarse las manos con frecuencia es necesario, siempre y cuando, se utilicen cremas hidratantes posteriormente.

REDACCIÓN. Mantener una buena higiene en las manos es algo muy fundamental, sin embargo, hay quienes cuestionan qué tanto y con qué regularidad deben lavarse. ¿Es un hábito bueno o malo?

Y es que, no han sido pocas las personas, sobre todo ahora con el coronavirus que, aducen que no es sano utilizar la solución hidroalcohólica o el jabón muy a menudo, porque “un exceso de higiene puede debilitar el sistema inmune”.

Lo anterior, debido a que se reduce la exposición del organismo a los microorganismos y, como consecuencia, se debilitan las defensas naturales humanas por “falta de entrenamiento”.

Sin embargo, expertos en salud explican que no hay evidencia al respecto de tal suposición. Por lo que, siempre es bueno lavarse las manos frecuentemente.

En realidad para tener una función inmune saludable y adecuada, el organismo humano sí debe exponerse a los microorganismos externos; dado que la mayoría de estos no provocan enfermedades. Pero, por otro lado, está la conocida ‘hipótesis de la higiene’.

Esta hipótesis sugeriría que, un alto nivel de limpieza e higiene corporal podría debilitar nuestro sistema inmune; aunque, también no realizarla presenta sus contras. En definitiva, lo que sí debe hacerse es mantener limpias las manos de forma regular, pero, sin llegar a la obsesión.

Lea también: ¿Mal aliento? Estos alimentos son esenciales para cuidar tu salud bucal

Limpieza sin ‘exageración’

Mantener más higiene de lo habitual no significa eliminar totalmente los microorganismos, suciedad o impurezas. No obstante, al llevarla a cabo, sí se reduce el número de las bacterias; minimizando el riesgo de propagación de infecciones en general.

Por ello, una combinación de limpieza y desinfección, sería la forma más eficaz de eliminar microorganismos como el coronavirus.

En consecuencia, lavarse las manos, se convierte en una forma adicional de seguir las medidas de control de infecciones más importantes. En este caso, el consejo es usar agua y jabón durante al menos unos 20 segundos o -como alternativa- usar desinfectante con 60-70% de alcohol.

Cabe destacar que, la utilización de forma exagerada de los desinfectantes sí puede llegar a alterar el microbioma natural de la piel; provocando infecciones cutáneas. Así, lo ideal, sería asociar cremas hidratantes a las manos posteriormente.

Aún así, estas medidas de higiene adicional no debilitarán el sistema inmune; al contrario, son medidas esenciales para poder controlar el contagio. Además, de evitar afecciones que se podrían producir en el día a día de las personas.