¿La venganza por Huawei? China lanzará su propia «lista negra»

172
China lanzará su propia lista negra
Gao adelantó que las medidas concretas que se aplicarán a aquellas entidades incluidas en la lista se anunciarán en un futuro cercano.

CHINA. Pekín lanzará pronto su propia ‘lista de entidades’ «para devolverle el golpe a las entidades extranjeras que realizan esfuerzos desiguales contra las empresas chinas», informó el periódico estatal Global Times.

La llamada ‘lista de entidades no confiables’ incluirá organizaciones, individuos y compañías extranjeras. Todas las «que bloquean y cierran» la cadena de suministro y toman «medidas discriminatorias por razones no comerciales»; cuyas acciones «ponen en peligro» el negocio de las empresas chinas, así como a los consumidores y empresas mundiales. El anuncio lo dio este viernes el portavoz del Ministerio de Comercio, Gao Feng.

Gao adelantó que las medidas concretas que se aplicarán a aquellas entidades incluidas en la lista se anunciarán en un futuro cercano.

El portavoz también explicó que la medida se debe a que algunas entidades extranjeras «violaron las reglas del mercado y el espíritu de los contratos». Las cuales dañaron los derechos legítimos de las entidades chinas. Además, «pusieron en peligro la seguridad nacional».

Gao agregó que al listado de entidades se basa en la ley de comercio exterior, la de antimonopolio y la de seguridad nacional del país asiático.

Lea también: Univision transmitirá entrevista que Nicolás Maduro conscó al periodista Jorge Ramos

Raíz del conflicto

El pasado 16 de mayo, Donald Trump, aprobó una orden ejecutiva que impedía a las empresas tecnológicas de EE.UU utilizar dispositivos elaborados por compañías que puedan suponer «un riesgo para la seguridad nacional». Asimismo, invocó la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional; que da al presidente la autoridad de regular el comercio en respuesta a una emergencia nacional que amenace al país.

Posteriormente, el Departamento de Comercio incluyó a Huawei Technologies y a 68 filiales de la compañía china en una lista de entidades a las que las firmas estadounidenses no pueden adquirir componentes tecnológicos sin permiso del Gobierno de EE.UU. Tras lo que varias multinacionales como Google, Intel, Qualcomm, Xilinx o Broadcom decidieron dejar de colaborar con la empresa china.