LA ENTREVISTA – Gisela Cálix: Muchas veces he llorado cubriendo noticias

771

«Uno se encuentra con escenas donde personas pierden la vida por accidentes o hechos violentos. En esos momentos lidiamos con personas agresivas y uno debe ponerse en su lugar, porque es una situación dolorosa», describió.

«Siempre hay un riesgo, pero mi teoría es: ni amigos, ni enemigos, únicamente cubrir la noticia. Si hay dos partes, busco el balance. También, dar los espacios adecuados», añadió.

No obstante, apuntó que también está la parte más humana del periodista. Situaciones que resquebrajan el corazón o vuelven endeble al comunicador se presentan. Cálix cuenta, mediante un ejemplo, cómo ha sido para ella.

«Muchas veces me ha tocado llorar en la escena de lo ocurrido. Tal fue el caso de una tragedia que cubrí donde murieron 23 personas. Una rastra colisionó con un bus y murieron 23 personas. Fue de lo más impactante», historió.

Un momento que marcó su carrera

Unos pocos segundos fueron la diferencia para que Cálix no dejara su último suspiro en una cobertura en 1996. Por poco y su cuerpo inerte hubiese sido el objeto de una nota policial.

Quien diría que, como si se tratara de un país en medio de conflictos bélicos, una periodista casi muere por el lanzamiento de una granada.

«Me desempeñaba como camarógrada en Honduras y estábamos en los juzgados, que en aquel entonces estaban ubicados en Comayagüela. De repente lanzaron una granada de fragmentación y justo unos 45 segundos antes yo me había apartado de la persona que falleció a consecuencia de ese atentado», relató.

«Gracias a Dios vivo para contarlo», agregó, con un notable sentimiento de dicha.

Otra situación que casi daña su integridad se presentó hace no tanto tiempo. En 2017, cuando se suscitaron conflictos políticos, ella reporteaba en las cercanías del Instituto de Formación Profesional (INFOP).

«Mi jefe y mi esposo me llamaron diciéndome que casi los mato de un susto. Yo no sabía qué había sucedido hasta que revisé el vídeo», afirmó. Pero, ¿qué fue lo que demostró el material audiovisual?

«Resulta que, cuando yo estaba transmitiendo en vivo, no me percaté que lanzaron una bomba lacrimógena en mi dirección. Sin saberlo, hice un viraje de mi cabeza y la bomba pasó a centímetros de mi cabeza. Junto a mi camarógrafo, estuvimos en grave peligro», detalló.

¿Cómo es Gisela Cálix, más allá del periodismo?

La experimentada comunicadora es una persona muy agradecida. Previo a cerrar sus consideraciones sobre su vida profesional, aseguró que quizá ella sale en pantalla muchas veces, o su nombre, pero hay todo un equipo técnico atrás y les agradece por eso.

Asimismo, se siente gratificada de tener el apoyo de su familia, la que considera una parte «fundamental».

Tiene dos hijos, Katherine Giselle Benavidez y Mario David Benavidez. Además, cuenta con una nieta que se llama Génesis. En una entrevista para pleno día de las madres, no podíamos obviar consultarle cómo ha sido esa faceta de su vida.

«Ha sido difícil porque en esta profesión uno pasa bastante fuera de la casa. Gracias a Dios me han ayudado sus abuelas y mi hermana menor. Me considero una buena madre y lo más importante en mi vida son mis hijos», reflexionó en su respuesta.

Compartimos algunos mensajes con Cálix a través de la red de mensajería Whatsapp. Ahí, y no es que seamos muy curiosos, pero tropezamos con su «información». En ese espacio, su hija Katherine le dejó un afectuoso «La amo mami» acompañado de una carita sonrojada y feliz, además de un corazón.

Gisela lo vio y agregó a la información un «yo también te amo muchísimo» con unos corazoncitos. No es nuestro propósito revelar interioridades de nuestra entrevistada, sino evidenciar un sincero amor de una progenitora con sus vástagos. En un día tan especial, es indispensable recordar la labor de las madres, que constituyen un bastión irremplazable en los hogares.

Sobre sí misma, Cálix se describe como una mujer luchadora, alegre, amante de la vida, de su familia y muy positiva. Detesta las injusticias y la maldad, y ama que su familia esté bien y compartir con ellos y sus amistades.

Es más, se declara como una «fanática» de la convivencia social.

Pasatiempos

Es, sin duda, una profesional y una madre de familia única. Sin embargo, también nos dijo qué le gusta hacer por gusto propio.