Diputado denuncia «tiro de gracia» a la ENEE: Pretenden «entregarla» a banco Atlántida

583
Jari Dixon ENEE Banco Atlántida
Si se aprueba la propuesta, el Estado de Honduras renunciaría a la producción de energía.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El diputado por el partido Libertad y Refundación (LIBRE) Jari Dixon denunció este domingo que pretenden entregar la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) a Banco Atlántida.

A través de su perfil en la red social Twitter, Dixon expuso su preocupación, ya que, según él, quieren pasar la estatal eléctrica, mediante un fideicomiso, a la institución financiera antes mencionada.

En su twitt Jari Dixon escribió: «Pretenden entregar la ENEE a Banco Atlántida a través de un fideicomiso, con esto le darán el tiro de gracia a la empresa estatal, el Estado renuncia de forma definitiva a la generación de energía eléctrica, regala el sistema instalado a estos empresarios. ¡ALERTA!».

Se le estaría dando toda la producción y distribución de energía al sector privado, cuando la ENEE es un ente 100 % estatal, denunció Dixon. El tema de la energía y su generación viene figurándose desde hace varios años y siempre crea preocupación en el país.

Lea además: Según la EEH, en 2020 la deuda de clientes con la ENEE superó los L12 mil millones 

Reacción del diputado

TIEMPO Digital se contactó con el diputado Jari Dixon para conocer más detalles en torno a su denuncia. Mediante una llamada telefónica, opinó que se trata de «Un nuevo acto de corrupción que aparece en el escenario político de Honduras. Quieren aprobar la ampliación de un fideicomiso a favor de Banco Atlántida».

Asimismo, el legislador sostuvo, que, «a partir de la aprobación de dicho proyecto será quien va a manejar la adjudicación de contratos a empresas privadas de generación de energía eléctrica. Esos procesos ya no van a necesitar licitación internacional y licencias ambientales. Van a permitir a Banco Atlántida expropiar terrenos a las personas donde se van a realizar los proyectos».

Además, Dixon aseveró que, con la aprobación el Estados estaría renunciando a la generación de energía eléctrica y se entrega la estatal eléctrica, para que el banco decida y maneje el destino energético del país.

«Esto es de lo más terrible que se ha visto en los últimos años, un desprendimiento del Estado de activos que fueron adquiridos con el dinero que pago el pueblo hondureño con sus impuestos «, concluyó Jari Dixon.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.