24.6 C
San Pedro Sula
jueves, febrero 2, 2023

Carlos Umaña: “El 10% de la población tiene problemas mentales”

Debes leer

Tegucigalpa, Honduras. – Cuando una persona tiene una herida o lesión en alguna parte de su cuerpo, lo primero en lo que suele pensar es que necesita ayuda, pero cuando se trata de un problema mental, puede que simplemente lo ignore, restándole total importancia.

Y en los casos en los que sí existe voluntad para reconocer el trastorno, el traspié puede estar en la insuficiente -o inexistente- oferta hospitalaria pública y segura para tratarlo.

Aunque existe un claro déficit en la red sanitaria, en los 18 departamentos de Honduras, hay centros asistenciales que reciben a quienes adolecen las consecuencias de enfermedades o sucesos imprevistos. Empero, la situación cambia al hablar de salud mental.

La población cuenta con pocos nosocomios públicos mentales, como ser el Hospital Mario Mendoza y el Hospital Santa Rosita en Tegucigalpa. Otro lugar es el Hospital San Juan de Dios en San Pedro Sula donde se puede recibir atención especializada en búsqueda de su bienestar psicológico.

El panorama se agrava por la desidia de las autoridades del gobierno, misma que deja a los centros psiquiátricos en una supervivencia con base en donaciones.

centros mentales en Honduras
El Hospital Mario Mendoza son pocos de los centros mentales de Honduras.

En el abandono

El doctor Carlos Sarmiento, director ejecutivo del Hospital San Juan de Dios, hizo hincapié en la importancia de los centros asistenciales orientados a la salud mental.

“Sí se ocupan más centros de ayuda mental y, sobre todo, con programas especiales para la rehabilitación y la reintegración social de las personas”, expresó.

“Ojalá le dieran un lugar de mayor importancia a las personas que sufren de problemas mentales y no solamente a aquellas personas que requieren de un hospital general”, acentuó.

Agregó que el tema continúa siendo un tabú en la sociedad hondureña, manifestándose notable estigmatización a quienes buscan atención psiquiátrica.

“Cuando las personas escuchan decir a alguien que irá a una cita psiquiátrica le dicen que está loco”, puntualizó el galeno, quien lamentó que en 2022 aún existan prejuicios de tal naturaleza.

Pese a ello, mencionó que en el hospital donde labora reciben un estimado de 200 pacientes diarios, dato que refleja la necesidad de la población de gozar de sanidad mental plena.

De igual interés: Pastor Roy Santos explica con pasos cómo superar la depresión

Además, Sarmiento comentó que el confinamiento por la pandemia de COVID-19 pudo afectar la estabilidad mental de muchos hondureños. El galeno apuntó que las autoridades deberían facilitar opciones para que obtengan el apoyo necesario.

Acotó que, si bien no posee estadísticas oficiales, tiene la certeza de que en los últimos meses se ha reportado un aumento en la demanda de los servicios brindados por psicólogos y psiquiatras.

Se debe construir un centro especial dedicado a la salud mental

El presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), Carlos Umaña, coincidió en la idoneidad de una Honduras con más centros para la salud mental. Sin embargo, dijo que también es imperativa la edificación de otra entidad relacionada.

“Ya Honduras debería contar con un Instituto Nacional de Ciencias Psíquicas, el cual no sería un hospital psiquiátrico, este sería un instituto donde las facultades de Medicina y Psicología podrán investigar los problemas psiquiátricos de nuestro país y así indagar sobre estas enfermedades”, expuso.

centros mentales en Honduras
El médico comentó que se debería crear un centro especial de salud mental.

Enfatizó que es “más que obvio” que la nación necesita más hospitales para tratar problemas mentales. 

Añadió que se requiere al menos uno de estos nosocomios especializados en La Ceiba, San Pedro Sula y Choluteca.

Hay que sacarlos del olvido

Umaña aseveró igualmente que el Gobierno debe rescatar a los hospitales psiquiátricos y darles la importancia necesaria. Expuso que uno de cada 10 habitantes del país tendría al menos un trastorno mental.

“(Las autoridades) han hecho a un lado las enfermedades como si fueran poco, y no lo son. El 10% de la población tiene problemas mentales y más del 30% padece específicamente depresión, que puede llegar a otras cosas”, dijo.

Hay muchas opciones   

Pero la construcción de más hospitales, aunque es necesaria, no sería la única solución ni la más apegada a la realidad económica actual del país, opinó por su parte la psiquiatra del Hospital Escuela, Vivian Ávila.

Apuntó que se debe fomentar la salud mental comunitaria, misma que comprende el conjunto de acciones orientadas al bienestar de los habitantes de territorios específicos.

“No basta solamente con los hospitales, es necesario abrir centros de salud comunitaria que no requieren de tanta infraestructura. Construir un hospital es muy costoso y más teniendo en cuenta la situación del país y el mundo”, planteó.

Del mismo modo, mencionó que las acciones deben estar dirigidas a todos los departamentos de Honduras y “no solo la capital”, para que toda la población alcance los beneficios.

centros mentales en Honduras
La doctora Vivian aseguró que la salud mental debe ser una prioridad. Ella expuso que las autoridades deben procurar cuidar la estabilidad emocional de la ciudadanía.

La importancia   

Además, sostuvo que el objetivo más importante en salud mental es romper el estigma. En ese sentido, mencionó el punto en el que hablar de problemas psicológicos, debe ser  tan normal como hacerlo sobre afecciones físicas.

“Los pacientes pueden rápidamente decir que tienen hipertensión, diabetes o artritis pero cuando uno les pregunta si tienen antecedentes de trastornos mentales lo niegan porque eso, en esta sociedad y en este siglo, todavía es un tabú“, describió.

“Y no es solamente en Honduras; en Latinoamérica aún hay mucho prejuicio. Piensan que ir a un psiquiatra o psicólogo es estar loco“, agregó.

Además destacó la importancia de la salud mental después de la afectación mundial por la covid-19.

“Hay un antes y un después por la pandemia. La vida cambió y las personas están viviendo secuelas de la enfermedad y el luto por los familiares perdidos. La salud mental se ha incrementado en el mundo entero después de la pandemia”, aseveró.

No debe ser un tabú buscar ayuda profesional

Según expertos, la terapia psicológica le aporta múltiples beneficios, además de ayudarle a conocerse mejor a sí mismo.

No obstante, señalan como lamentable que muchas personas tienen temor de buscar apoyo profesional para lidiar con sus problemas -o el sufrimiento que estos acarrean- porque en su momento escucharon o les dijeron que eso era nada más para los “enfermos de la cabeza”.

La psicóloga Allyson Antúnez insistió en que Honduras debe dejar atrás el estigma y hacer un abordaje integral al asunto.

salud
La salud mental es, además, un derecho humano fundamental, y un elemento esencial para el desarrollo personal, comunitario y socioeconómico.

“Definitivamente (los recintos dedicados a atención mental) son necesarios pues todos estamos expuestos a tener un trastorno mental. Entre más hospitales haya más se podrá dar cubrir las necesidades que tenga la gente”, afirmó.

Depresión  

Millones de personas en todo el mundo experimentan tristeza o depresión en algún momento de sus vidas, de acuerdo a cifras oficiales. Sin embargo, reconocer la diferencia entre un diagnóstico de depresión y los sentimientos de tristeza puede ayudar a una persona a procesar ambos de una manera saludable.

En ese sentido, Antúnez comentó que es importante que cuando una persona no se sienta bien identifique la diferencia entre ambas cosas.

Honduras necesita centros salud mental
La doctora dijo que es importante el cuidar la salud mental. Asimismo, puntualizó que una cosa es la depresión y otra la tristeza.

“La tristeza es simplemente una emoción que cualquiera puede sentir y no por el hecho que estemos tristes significa que tenemos depresión; estar deprimido va más allá. La depresión conlleva un periodo de tiempo de aproximadamente 6 meses, y para que usted tenga depresión debe tener desinterés, desmotivación, que nada le guste, que tenga pensamientos suicidas; en cambio con la tristeza no pasa eso, es más una emoción que usted dice ‘me siento triste por tal razón’, pero no es lo mismo”, concluyó.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido