HOMILÍA: La corrupción es como un fango y Honduras debe salir de ahí

329
Óscar Andrés Rodríguez
Imagen de referencia

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El cardenal hondureño Óscar Andrés Rodríguez señaló este domingo–durante la homilía–, que el país debe salir «del fango de la corrupción».

“Así como el pueblo del profeta Jeremías pudo salir de ese fango en que lo querían matar, así debe salir también nuestra Honduras, salir de ese fango de la corrupción, de la maldad, de la injusticia, del crimen para encontrar la verdad en la justicia, en el diálogo y en el amor”, dijo el líder religioso en la misa que ofició en la catedral de Tegucigalpa.

No podemos pensar que con el pecado y la corrupción podemos salir adelante, por eso nos llenamos de esperanza”, agregó el máximo líder de la iglesia católica.

En ese sentido, el cardenal resaltó la necesidad de que «el fuego de Jesús llegue a las personas, pero no el mismo fuego con el que se queman los bosques o con el que se hacen protestas en Honduras”, dijo.

“Contemplamos hoy al señor Jesús como alguien que trae un fuego capaz de destruir la violencia, la mentira, la injusticia en la que está instalado el mundo de hoy, también la que se esconde en nuestro propio corazón, un fuego que es Espíritu Santo, capaz de cambiar el mundo y la vida de manera radical”, acotó el cardenal hondureño.

Cabe destacar que el cardenal dijo lo anterior basándose en el Evangelio de Lucas 12:49-54: «Vengo a prender fuego en el mundo: ¡y ojalá estuviera ya ardiendo!”.

«Esto es como si dijera que encenderá las conciencias apagadas, dar ánimos al caído e infundir energía a los abatidos», contextualizó Rodríguez.