23.6 C
San Pedro Sula
lunes, febrero 6, 2023

Para espacios seguros en el hogar, “es necesario compartir responsabilidades”

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La distribución equitativa de tareas en el hogar y la educación de las hijas e hijos para de deconstruir (remediar) los estereotipos, son iniciativas fundamentales para disminuir los efectos de la violencia contra las mujeres.

Así lo planteó ayer el foro “Construyendo hogares libres de violencia”, que organizó la Asociación Calidad de Vida.

En esa comparecencia que se realizó de manera virtual se analizaron los factores de protección para las mujeres víctimas de violencia.

De acuerdo con los expositores, el “Quédate en casa” no resulta una disposición segura para muchas mujeres hondureñas. Muestra de ello es que la violencia se incrementó durante el confinamiento.

Según datos del Sistema Nacional de Emergencias 911, entre el 1 de enero y 1 de julio de 2020, recibieron 28,554 denuncias por violencia doméstica y 21,034 por violencia familiar. Dichas cifras hacen un gran total de 49,588 denuncias interpuestas.

En ese sentido, el 911 detalló que las llamadas de denuncia se originaron en su mayoría de Cortés con 12,118 y Francisco Morazán con 10,642. Lo anterior, representa un incremento sustancial los meses de abril con 9,134 y mayo con 9,150.

Por lo anterior, él y las panelistas que participaron en el foro señalaron que para promover espacios seguros en el hogar, es necesario compartir responsabilidades. Es decir que, tanto la madre, padre, otros adultos y niños, se involucren, colaboren y se apoyen mutuamente.

Nota relacionada: Honduras: Solo el 2.5% de casos de violencia contra la mujer se judicializa

La mujer no debe verse como el centro de todo el trabajo doméstico

De igual manera, indicaron que la crianza de las hijas e hijos en la que todos los miembros del hogar colaboran, en lugar de ver a la mujer como centro de todo el trabajo doméstico y los cuidados, es un gran paso hacia la prevención de las violencias contra las mujeres.

Los hombres deben asumir el trabajo doméstico como responsabilidad y no como ayuda, implicándose activamente en la crianza de los hijos e hijas. Deben rechazar cualquier expresión o indicio de violencia. Y deben expresar sus sentimientos”, manifestó Ana Cruz, directora de la Asociación Calidad de Vida.

Igualmente, Cruz dijo que la distribución de roles no es inamovible y natural. Más bien se crean, aprenden y reproducen socialmente.

“Pueden deconstruirse y desaprenderse en busca de una sociedad igualitaria donde, tanto hombres como mujeres, tengamos las mismas oportunidades y derechos”, puntualizó.

Lea también – UNFPA: Honduras requiere “esfuerzos adicionales” para que jóvenes accedan a salud sexual

Campaña “Mujer, no estás sola”

Cabe señalar que el foro se transmitió a través de la página de Facebook de la Asociación Calidad de Vida y en él participaron:

  • Cristina Alvarado, feminista y terapeuta del Movimiento Visitación Padilla
  • Sheril Aguilar, joven y madre
  • Joaquín Mejía, defensor de derechos humanos.

Es preciso mencionar que la Asociación Calidad de Vida, con el apoyo de OXFAM en Honduras y el Gobierno de Canadá, promueve la campaña “Mujer, no estás sola”. El objetivo de esa iniciativa es fomentar la sororidad y solidaridad con mujeres que sufren violencias en el hogar.

Para finalizar, los panelistas enfatizaron que la violencia contra las mujeres puede manifestarse además de golpes con palabras, gestos o acciones que dañan su dignidad. Ante esa situación, la Asociación Calidad de Vida ofrece ayuda psicológica y asesoría legal gratuita.

Para recibir los servicios de psicología puedes llamar o escribir al 8941-2610 y 8941-2552. Mientras que para asesoría legal puede contactarse al 8941-2667.


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre #COVID19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido