HE: Sala COVID-19 y Sala de Emergencias, ¿divididas con línea de esparadrapos?

621

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un internista local dijo el mes anterior que el COVID-19 dejaría en evidencia el decadente Sistema de Salud de Honduras y las pruebas que lo respaldan salen a flote hasta con lluvias débiles que duran unas horas, pero eso no es todo.

El doctor en mención, Omar Videa, auguró que ni siquiera camas tendrían los hospitales para tratar a tantos pacientes. Ese punto aún no llega -y esperamos no sea así- pero, las falencias ya son más que notorias.

En esta ocasión, según se denunció, quedó expuesto el Hospital Escuela (HE), uno de los recintos asistenciales más importantes del país, ubicado en Tegucigalpa. Un medio de comunicación local dio a conocer una supuesta situación que podría derivar en un contagio masivo de COVID-19.

La sala de emergencia, la más concurrida, es la involucrada. Se dijo que ahí hay una delgada línea de esparadrapo colocada en el suelo; divide el área de los pacientes sospechosos y contagiados con COVID-19 con la de otros pacientes, que ingresan por otras enfermedades.

La denuncia explica que la carencia de bienes necesarios en el HE obligó al personal médico a buscar alternativas con lo que tienen al alcance; mismas que, obviamente, no son las indicadas y representan un riesgo latente para la población hondureña hospitalizada.

De igual interés: Personal del Hospital Escuela sin insumos para protegerse del COVID-19

Interventor del HE responde

El general Edilberto Ortiz, quien forma parte de la Junta Interventora del Hospital Escuela, negó que esté ocurriendo y dio su propia explicación al respecto.

«Se están haciendo reparaciones para cambiar algunas divisiones para que los pacientes tengan privacidad. Así estableceremos los protocolos adecuados y buscaremos que el hospital se mantenga con las medidas de bioseguridad necesarias», aclaró.

Seguido, aceptó que podrían haber pacientes asintomáticos, pero se hacen las pruebas pertinentes para el diagnóstico. A su vez, mencionó que están haciendo unas 85 evaluaciones a empleados del hospital.

Aunque las versiones son contrarias, se añade otro factor. En un video que circuló en las redes sociales, se grabó las líneas de esparadrapo y, quien las captó, aseguró también que son las que mantienen «al margen» a los pacientes de coronavirus.

esparadrapo
Un acercamiento permite ver con mayor facilidad las líneas de esparadrapo en la sala de emergencia del HE.

Afectaciones por la lluvia

Desde que inició el mes en curso, la lluvia se presenta ocasionalmente pero en grandes cantidades en la capital. Se evidenció que el Hospital Escuela no está preparado para ello.

En las redes sociales trascendieron videos donde se denotaba que problemas estructurales permitían el ingreso de agua a las salas de atención, colocando en riesgo a personal médico y pacientes.

Según el interventor, las fisuras fueron rápidamente reparadas por el personal de Servicios Generales. Asimismo, se presentaron daños en unos transformadores que proveen energía eléctrica; luego, la Empresa Energía Honduras (EEH) arribó a solucionar ese percance.

Pero, tienen todo en el HE, ¿no?

Considerando las denuncias, es oportuno recordar las declaraciones que vertió este sábado Suyapa Molina, presidenta de la Junta Interventora del HE.

Refiriéndose a insumos médicos, señaló que, a los galenos, «nunca los hemos dejado sin nada, siempre se hace la programación (de entrega)».  En ese sentido, aclaró que en ocasiones sí se han quedado cortos, pero en ningún momento desabastecidos.

La versión de Molina difiere con la provista por Mauricio Corrales, miembro del sindicato del HE. Él lamentó que los médicos no tenían suficiente equipo de bioseguridad.

«Esto sería crítico porque estaríamos al borde del contagio de todos los trabajadores de primera y segunda línea del Hospital Escuela», expuso Corrales.

Ahora, además de la protección pertinente de cada elemento de Salud, también aquejan un impropio acondicionamiento de las salas; repletos de filtraciones de agua y, podría ser que sólo una tira estrecha de tela separa la atención de la tragedia por COVID-19.

Con habitualidad, los esparadrapos son utilizados para sujetar vendajes o como apósito (cubierta de gasa) para heridas superficiales.


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre el #COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo