30.6 C
San Pedro Sula
domingo, mayo 22, 2022

VÍDEO: Gran Berta ingirió plástico en el mar, ¿habrá sido la causa de su muerte?

Debes leer

TELA, HONDURAS. Los biólogos de Tela Marine Research ya realizan los exámenes correspondientes al cadáver de Gran Berta, la ballena de aleta que llegó a Honduras el pasado mes de septiembre y murió el pasado 1 de enero a cuatro kilómetros de Punta Sal.

Preliminarmente, se informó que en el estómago del cetáceo habían restos de plástico; sin embargo, expertos no han corfimado si esto fue lo que causó su muerte. Tampoco si Gran Berta ingirió desechos en aguas hondureñas o si antes de llegar a Tela ya lo había hecho.

Según el biólogo, los restos de plástico en su estómago pudieron causarle cáncer a la ballena.

Por otro lado, el equipo de expertos sí confirmó que una de las hipótesis es que estaba enferma, cosa que los biólogos sospecharon desde la primera vez que llegó a Tela, y es por ello que permaneció tanto tiempo en la bahía.

Llegada y muerte

Gran Berta causó sensación al llegar a Tela, Atlántida, el a inicios del pasado mes de septiembre. Al principio se pensó que solo estaba de ”visita”, pero realmente se estacionó en aguas hondureñas hasta el día de su muerte el pasado 1 de enero. Biólogos expertos la monitorearon durante sus últimos días.

Recuerde la llegada de Berta: VIDEO: conozca a Berta, la ballena de aleta que está de visita en Tela

Balaenoptera physalus (Ballena de Aleta)

Según el Centro de Conservación Catácea (CCC), es el segundo cetáceo más grande después de la ballena azul; puede llegar a medir hasta 27 metros.

Larga y estilizada, su rostro es estrecho en forma de “V”, posee una pequeña aleta dorsal en forma de hoz, que casi nunca despliega en el buceo y sus aletas pectorales son relativamente finas y cortas. La pigmentación de su cuerpo es gris plateada en el dorso, con la parte ventral blanca.

Los machos alcanzan la madurez sexual a los seis años, mientras que las hembras maduran a los siete u ocho años.

La gestación dura aproximadamente 11 meses. La cría al nacer mide aproximadamente siete metros y pesa cerca de 1.5 toneladas.

Alimentación, velocidad y población

Su alimentación se basa en zooplancton, especialmente krill, que consume en zonas circumpolares. También se alimenta de pequeños peces y calamares.

Alcanza velocidades de natación de hasta 30 kilómetros por hora. Bucea a profundidades de más de 230 metros y suele emerger oblicuamente sacando primero la cabeza.

Generalmente se observan en pares de madre con su cría o en grupos de hasta 10 individuos, aunque en zonas de alimentación pueden verse hasta 100 ejemplares dispersos.

La ballena de aleta se encuentra distribuida en todos los océanos del mundo, desde el trópico hasta las regiones polares.

Sin embargo, aún no se tienen registros certeros de la población mundial de esta especie. La última estimación de la Comisión Ballenera estimó cerca de 47.000 individuos para la población del Atlántico del Norte.

Cacería

Luego de diezmar las poblaciones de ballena azul, la industria ballenera comenzó la caza indiscriminada de ballena de aleta, llegando a capturar más de 30.000 ejemplares al año, llevando a esta especie al borde de la extinción.

La colisión con embarcaciones y contaminación química, son amenazas que deben enfrentar hoy en día estas ballenas. Actualmente, la Comisión Ballenera Internacional permite la caza aborigen de algunos ejemplares, mientras que otros son capturados, en contra del espíritu de la Convención, bajo supuestos programas de caza científica.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido