SAN PEDRO SULA, HONDURAS. Dos hombres fueron detenidos en la Aldea La Jutosa, municipio de Choloma, por suponerlos responsables del delito de extorsión.

Las acciones se llevaron a cabo en el marco de las operaciones realizadas por parte de la Fuerza Interinstitucional Nacional (FUSINA), mediante una operación de vigilancia y seguimiento.

Ellos responden a los nombres de Enil Noé Guzmán Manzanares, de 19 años de edad, alias «El Grinch», mientras que el menor de edad es conocido como «El Patudo». Según las autoridades, ambos son miembros de la Mara MS-13 (Mara Salvatrucha). .

Al momento de su captura se les decomisó 500 lempiras, producto del cobro de la extorsión, un arma de fuego, tipo pistola, marca Tanfoglio, calibre 9mm, color negro, con un cargador y 27 cartuchos sin percutir. También, un teléfono celular, marca Huawei, color gris, pantalla táctil, un teléfono celular, marca Huawei, color gris, pantalla táctil (averiada) y un teléfono celular, marca Samsung, color gris.

Serán remitidos a los juzgados correspondientes por suponerlo responsable de cometer el delito de Extorsión Continuada en perjuicio de Testigo Protegido.

Evidencia presentada luego del decomiso en el operativo.

Extorsionadores exigen su “aguinaldo” a transportistas

El dirigente del transporte público, Gerardo Aguilar, dijo que los recientes ataques a los transportistas se deben a que grupos criminales dedicados a la extorsión están solicitando un “bono extra” en la época de Navidad y Año Nuevo.

“No ha finalizado la extorsión, es más, se ha incrementado este delito. En esta época de Navidad están pidiendo un bono extra. Tampoco descartamos que producto de estas solicitudes es que se haya asesinado el conductor el día lunes pasado”, expresó Aguilar.

Añadió que “lamentamos todos estos hechos; pero no podemos negar todo lo que está pasando en el país. Es lamentable que la extorsión siga imperando en el país y lejos de acabarla, sigue creciendo”.

No precisó a cuánto ascendería el bono que piden los extorsionadores. Además, aseguró que este no es un tema nuevo para ellos, porque cada año se tiene que negociar con cada grupo de extorsión el famoso impuesto de guerra.

Finalmente denunció que “cuando se niegan al cumplimiento de este tipo de solicitudes de los grupos criminales, pues ellos accionan con violencia, este no es un fenómeno que sucedió ahora, esto viene ya desde hace 12 años y año con año se va fortaleciendo y aumentando”.

Los hechos violentos en contra de los empleados del transporte no cesan en Honduras, la mayoría de estos ataques están relacionados al mal llamado cobro del impuesto de guerra por parte de grupos criminales que operan en distintos puntos de la capital y las ciudades importantes del país, indicó Aguilar. (JAL)