COPÁN. Una joven enfermera falleció la tarde de este martes luego de ser calcinada por la explosión de un carro en la localidad de La Entrada, Occidente de Honduras.

Se trata de Neris Gisella López, de 27 años de edad, quien viajaba junto a otras dos personas que responden a los nombres de Allan Chinchilla, motorista y Olga Hernández, ambos salieron ilesos; pero la enfermera no pudo salir del automóvil que quedó prendido en llamas en la Colonia Los Robles.

Tras lo acontecido, elementos del Cuerpo de Bomberos de la zona se desplazaron hasta el lugar para apagar el fuego. En tanto, elementos de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) indagan en lo ocurrido. Lo anterior, pues Chinchilla, quien manejaba el auto, sufrió un atentado criminal hace algunos meses y en la misma ciudad.

Posteriormente se desplazó Medicina Forense del Ministerio Público (MP) para levantar el cuerpo en base a ley.

Así quedó el automóvil en que se conducía la enfermera y sus dos acompañantes

ANTECEDENTE

En diciembre del 2016 se reportó la explosión de un vehículo en el Barrio El Centro a 20 metros del parque central, en La Entrada, Copán.

Las investigaciones preliminares realizadas por la policía local apuntaron a una “travesura” como verdadero móvil del hecho. Asimismo, existieron otras teorías que comprendían inclusive propaganda de ventas.

Lo cierto es que se comprobó que la explosión fue causada por un mega-mortero de aproximadamente 6 pulgadas de grosor. También, 12 pulgadas de altura, el cual fue colocado en la parte inferior de chasis del vehículo.

Cabe recordar que todo el sector cercano de donde se produjo la explosión es por excelencia uno de los mayores creadores y distribuidores de pólvora.

Según las declaraciones preliminares de los testigos en ese momento, aparentemente fueron dos personas las que perpetraron el macabro siniestro.

El suboficial Cornejo, vocero de la Policía Nacional en Copán, nos confirmó que «el día lunes 05 de diciembre del año 2016 como a eso de las 02:00 horas de la mañana se escuchó una detonación fuerte. Los individuos aún no han sido identificados por las autoridades hondureñas. Estos colocaron un artefacto explosivo sobre un vehículo.  Dicho carro es marca Toyota Corolla, color azul y placas PDA-8854, año 2001”.