Conoce cómo se pueden prevenir las úlceras gástricas

539
úlceras gástricas
Conoce como evitar las úlceras gástricas.

REDACCIÓN. La úlcera gastroduodenal es una entidad bastante frecuente y, además, se observa una alta tasa de reaparición del trastorno entre los pacientes. Por ello, poder prevenir las úlceras gástricas es una oportunidad que hay que aprovechar.

Un bajo porcentaje de los pacientes que padecen la enfermedad pueden presentar como complicaciones el sangrado y la perforación, con el consiguiente riesgo de vida. No se trata de un tema menor.

¿Qué son las úlceras gástricas?

Las úlceras gástricas son defectos o llagas en la capa interna del estómago o el duodeno (porción del intestino delgado que se encuentra a continuación del estómago). También suelen ser llamadas úlceras pépticas.

Se desarrollan y persisten gracias a la actividad ácida del jugo gástrico. La enfermedad se asocia con dos factores principales: la infección bacteriana por Helicobacter pylori y el consumo de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE).

La mayor parte de las personas que tiene una úlcera gástrica se presentarán asintomáticos o solo manifestarán dispepsia:

  • Dolor en la boca del estómago.
  • Quemazón o acidez.
  • Intolerancia a las comidas con eructos y distensión abdominal.
  • Náuseas y vómitos.

Las complicaciones de la úlcera gástrica incluyen sangrado, penetración, perforación y obstrucción de la salida gástrica. Las mismas han disminuido respecto a décadas previas, gracias a la identificación y tratamiento del H. pylori.

Lea también: Entérate por qué el cuerpo retiene líquidos y qué hacer

¿Qué factores hacen más probables las úlceras gástricas?

Uno de los factores determinantes es la infección gástrica por Helicobacter pylori. Entre un 85 % y un 100 % de los pacientes que tiene úlceras gastroduodenales son positivos a la presencia de la bacteria en el estómago o el duodeno.

Del mismo modo, el uso de antiinflamatorios no esteroideos, como la aspirina, el ibuprofeno, la indometacina, el diclofenaco, el piroxicam y el naproxeno, junto a otras drogas, como el cigarrillo y el alcohol, son prácticas de riesgo. El problema aumenta de forma progresiva a mayor cantidad de años de empleo.

Se sabe, también, que existe una predisposición familiar a la presentación de úlceras. Esta genética debe potenciarse con los hábitos para terminar en enfermedad, como sucede con la ingesta de ciertos alimentos y bebidas que pueden causar malestar estomacal. Comer una dieta saludable con muchas frutas, verduras y fibra puede disminuir el riesgo de padecerlas.

El papel del estrés en la formación de úlceras es controvertido. Existe cierta evidencia de que puede contribuir a su desarrollo, así como a la curación parcial y al aumento de la recurrencia.

¿Cómo prevenirlas?

Para prevenir las úlceras gástricas, te dejamos aquí algunas recomendaciones que puedes seguir y que se enmarcan en el contexto de los hábitos saludables y las terapéuticas médicas con evidencia científica:

  • Evitar el uso de aspirinas siempre que sea posible. En especial, debe evaluarse con cuidado su indicación en pacientes con antecedentes de úlcera gástrica. Del mismo modo, se deben emplear las menores dosis posibles, acompañándolas de comidas. En caso de requerir el uso de analgésicos, es preferible el paracetamol.
  • Para los pacientes que tienen antecedentes de úlcera y deben continuar con aspirina u otro AINE, se suele recomendar el tratamiento conjunto con un inhibidor de la bomba de protones (por ejemplo, omeprazol), durante el tiempo que se usen los mismos.
  • Erradicar la infección por H. pylori con antibióticos. Se han evaluado múltiples antibióticos y muchos de ellos no lograron eliminar la infección. El régimen de tratamiento seleccionado debe considerar los patrones locales de resistencia de la bacteria. Uno de los esquemas utilizados es la combinación de claritromicina y amoxicilina por 14 días.
  • Evitar el cigarrillo y limitar la cantidad de alcohol.
  • Cambiar la dieta: evitar el chocolate, las comidas grasas, las frituras, el café, los cítricos y los alimentos muy condimentados. Si bien se sabe que no son causa directa de úlcera gástrica, pueden empeorarla, por lo que siempre se sugiere disminuir su consumo.
  • Evitar el sobrepeso.

Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo