Entre suspensiones y cancelaciones, 500,000 empleos se perdieron

459
Empleos
Imagen de referencia.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Durante la pandemia del COVID-19, la empresa privada registra pérdida de más de 500,000 empleos, según la abogada del juzgado laboral Suyapa Matute.

La empresa privada reveló que durante los 68 días de inactividad laboral, hay 250,000 empleos suspendidos y otros 296,000 cancelados. En ese sentido, la abogada dijo que esta situación genera dudas entre los trabajadores afectados, pero que «nuestro ordenamiento jurídico laboral es claro al señalar cuáles son los presupuestos por los que quedan paradas algunas empresas y suspenden sus contratos individuales de trabajo».

Suyapa Matute indicó que lo anterior ya está establecido en la normativa del país y de «una manera clara de acuerdo a las suspensiones y está en el artículo 100 del Código del Trabajo». 

«De acuerdo a las suspensiones, existen los presupuestos, los cuales tienen amparos para suspender los contratos individuales de trabajos y los requisitos y procedimientos a establecerse. Si las causas de la suspensión son erradicadas, perfectamente los trabajadores vuelven a sus labores habituales», dijo Matute. 

Seguidamente, dijo que los trabajadores pueden acudir a la lSecretaría del Trabajo y Seguridad Social. De igual manera, pueden abocarse a las autoridades del Poder Judicial a entablar las demandas correspondientes.

De igual interés: COHEP satisfecho: Apertura de restaurantes garantiza más de 600 mil empleos

Reactivación del sector construcción en marcha

Por otra parte, hay que recordar que esta semana el presidente Juan Orlando Hernández anunció que la reapertura del sector construcción: el segundo mayor generador de empleos en Honduras.

El mandatario señaló que los trabajos contemplados para reanudación son los carreteros, puentes, proyectos de vivienda y aeropuertos. Todos estos se detuvieron ante la inminente llegada del COVID-19 a Honduras. 

«Es hora de que volvamos a la carga en el tema de la industria de la construcción», dijo el presidente en la reunión de la Mesa de Trabajo del Sector Construcción.   

Añadió que la apertura será en cuatro semanas y constará con cuatro fases. La primer ya inició al retomar los trabajos en el Aeropuerto de Palmerola y el tramo carretero de Las Flores-Comayagua, entre otros. 

En la segunda fase, que es la semana dos, se reiniciarán los proyectos de construcción; únicamente aquellos que emplean a más de 150 personas. Mientras que, en la tercera fase, se retoman las construcciones que emplean a más de 50 personas. 

Finalmente, para la cuarta fase, que dará inició la próxima semana, se reanudan las obras de infraestructura donde laboran menos de 50 personas. 

Se reanudan 250 mil empleos en Honduras 

Por su parte, la presidenta del CICH, Claudia Zúniga, dijo que con la reactivación del sector construcción, unos 250 mil empleos directos se reanudarán en toda Honduras. 

Detalló que debido a la emergencia sanitaria por COVID-19 se perdían entre L50 y L55 millones al día. Las pérdidas generadas en el sector se deben a que los proyectos de infraestructura estuvieron detenidos.  

Seguidamente, Zúniga resaltó que la reactivación del sector construcción se traducirá en la generación de 250 mil empleos directos.  Además, con mecanismos de préstamos se podrá aliviar el golpe económico de las grandes, medianas y pequeñas empresas. 

«Tenemos el problema de que no todos los ingenieros y arquitectos que tienen sus empresas podrán sufragar los gastos en equipos de bioseguridad», concluyó.