Entre lágrimas, familiares de joven asesinada en España le dan el último adiós

475
joven asesinada
María Estela Izaguirre, joven asesinada en España y Didier Calderón, autor del crimen

TEGUCIGALPA, HONDURAS- Los restos sin vida de María Estela Izaguirre llegaron hoy al aeropuerto Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula.

Por lo que, en medio de lágrimas, sus familiares velaban el cuerpo de la catracha, quien murió a manos de su prometido en España.

El padre de la joven mujer, afectado por la pérdida de su hija, relató el dolor de la ausencia de María Estela.

Como parte de un recuerdo imborrable, el papá de Estela, recordó la fecha de cumpleaños de la ahora occisa, sin embargo el llanto interrumpió su narración.

Segundos después, el progenitor dijo que en mayo de este año le envió un mensaje a su hija para felicitarla, mismo que ella contestó con un «emoji» de carita triste.

Es por ello, que ese recuerdo marcó emocionalmente al padre de la joven.

Lea también: Continúan los femicidios: la asaltan y le disparan dentro de su bar en Copán

Velan cuerpo de Estela 

La familia de la ahora occisa no podrá ver el cadáver de la víctima, puesto que se encuentra en ataúd de madera sellado.

Lo anterior, debido a que así lo exige la norma que establece los requisitos para repatriar un cadáver.

Familiares y amigos de la joven están velando el cuerpo de la joven en la iglesia Católica San Juan Bautista, en la colonia Kennedy de Tegucigalpa.

El crimen

Conforme a las investigaciones de las las autoridades de España, Estela había sido asesinada por su entonces pareja Didier Calderon.

El asesino, de 27 años de edad, estaba comprometido con Estela y vivían juntos en un apartamento en Barcelona, España.

De acuerdo a la versión de los vecinos, la noche del 23 de agosto del presente año, se escuchó una fuerte discusión entre ambos.

Se presume que la misma inició por celos, ya que ese día un amigo de ambos se quedó durmiendo en el apartamento de la pareja.

Didier, cegado por los celos, se dirigió a la cocina en busca de un arma blanca para atacar a quien era su pareja.

Cuando la Policía hizo acto de presencia en la escena del crimen, Estela yacía en el suelo de su residencia desángrandose por las heridas que Didier le infirió.

Los agentes policiales trasladaron a la joven a un hospital, sin embargo perdió la batalla con la muerte y falleció.

Desde entonces se inició el proceso de repatriación y es hasta hoy que sus restos ingresaron a Honduras

Por su parte, las autoridades del país europeo detuvo al autor del horrendo crimen.

De acuerdo las declaraciones de amistades de la joven en España, ella tenía un hijo que había adoptado en Honduras.