EEUU, Londres y Francia piden explicaciones a China sobre Covid-19

786
Covid-19
El ministro de Exteriores Británico, Dominic Raab.

REDACCIÓN. «Creo que es absolutamente necesario que haya una revisión muy, muy profunda» de los hechos por Covid-19, ha afirmado el ministro de Exteriores británico.

Por tanto, Dominic Raab, ministro de Exteriores británico, declaró ayer por la noche que las relaciones con China no serán las mismas después de la pandemia del Covid-19.

Es preciso explicar, que el primer secretario de estado y sustituto de Boris Johnson, que sigue en su casa de campo recuperándose del Covid-19. Manifestó que la intención de Reino Unido es pedirle explicaciones a China sobre el origen del virus. En línea han expresado otros mandatarios como el estadounidense Donald Trump, o el francés Emmanuel Macron, que denuncian la falta de transparencia del régimen con respecto una pandemia que ha puesto contra las cuerdas a todo el planeta.

«Creo que es absolutamente necesario que haya una revisión muy, muy profunda» de los hechos relativos al brote, dijo, que se produjo en la ciudad de Wuhan, y advirtió a Beijing que la comunidad internacional quiere explicaciones. Cuando se le preguntó si las relaciones con China podrían cambiar, Raab manifestó: «Deberíamos considerar todos los lados de esto de manera equilibrada, pero no hay duda de que no podremos seguir con los negocios como de costumbre después de esta crisis, y tendremos que hacer preguntas difíciles sobre cómo surgió y cómo pudo haberse detenido antes».

Lea también: España Covid-19: 19,478 muertos y 188,068 infectados

Encuentro virtual con líderes del G-7

Cabe mencionar, que las declaraciones de Raab se produjeron en una conferencia de prensa en Downing street. Después de haber mantenido un encuentro virtual con los líderes del G-7. Fue presidido por Trump, que ha acusado a China de mentir sobre el número de muertos por Covid-19 y sobre su origen.

Como resultado, la embajada china en Londres publicó una declaración que detalla una llamada telefónica el 20 de marzo entre Wang Yi, ministro de Relaciones Exteriores de China, y Raab. «Algunas personas están tratando de politizar la epidemia y estigmatizar a China», recoge el texto, que añade que «el señor Raab expresó la firme oposición del Reino Unido a politizar el brote y está totalmente de acuerdo con China en que la fuente del virus es un problema científico que requiere una evaluación profesional y científica».

Por tanto, la cadena SkyNews ha revelado que Reino Unido forma parte de una serie de países que investigan el origen de la pandemia de Covid-19, incluida la posibilidad de que pueda estar vinculada a un laboratorio de Wuhan que realiza investigaciones con murciélagos. Según la cadena, «se cree que es altamente probable que el nuevo coronavirus. Se haya producido de forma natural y no sea artificial. Pero eso no descarta que la enfermedad haya podido surgir accidentalmente en un laboratorio».

«Analizaremos con mucho cuidado junto a todos nuestros socios internacionales y la Organización Mundial de la Salud cómo ocurrió este brote. Por tanto qué se puede hacer para evitar que ocurra en el futuro», concluyó por su parte Raab.