EEUU: detención de hondureño termina en inesperado fallecimiento

576
detención de hondureño
La víctima fue identificada como René Andrés Rivas, originario de Tegucigalpa, Honduras.

TEXAS, ESTADOS UNIDOS. De la noche a la mañana la vida dio un trágico giro para María Esther de León, al darse cuenta de la manera trágica en la que murió su esposo, un hondureño originario de Tegucigalpa.

El pasado domingo 21 de julio, René Andrés Rivas, su pareja sentimental, la llamó por teléfono para decirle que había tenido un accidente y le pedía que fuera a encontrarlo.

“Cuando me llamó me pidió que acudiera a verlo porque el coche se le había averiado y que se estrelló contra un poste”, dijo de León.

Al llegar al lugar del percance, en Bellaire Boulevard entre Eldridge Parkway y Howell Sugar Land Road en Houston, su esposo ya estaba a bordo de una patrulla del sheriff del condado Harris por la sospecha de conducir bajo los efectos del alcohol.

Los oficiales a cargo no le permitieron hablar con él, incluso le pidieron que se retirara. Si  embargo, uno de ellos se le acercó para decirle algo que nunca más olvidaría.

Lea también: Hondureño intenta cortarse el cuello frente a decenas de personas en México

Sus últimas palabras

“No te olvides que te quiero mucho y que eres el amor de mi vida”, ese fue el mensaje que Rivas, de 43 años, le envió a María Esther con el oficial. Asimismo, ella le respondió que no se preocupara y que se encargaría de apoyarlo.

A la mañana siguiente, se digirió a la cárcel del condado Harris para preguntar por su esposo; pero le dijeron que aún no lo tenían registrado en el sistema.

“De ahí me fui a un establecimiento donde ofrecen préstamos para fianzas y así estar preparada en caso de necesitarlo. Cinco horas más tarde volví y me dijeron lo mismo: que no estaba en el sistema”, explicó de León.

La trágica noticia

Después de horas de espera, el supervisor del establecimiento logró indagar que había sucedido y la noticia la dejó marcada de por vida: la patrulla en la que trasladaban a René Andrés sufrió un grave accidente luego de que un conductor ebrio, que iba en sentido contrario, impactó contra el vehículo en el cual viajaban también dos oficiales.

El incidente ocurrió en el cruce de Westpark Tollway y Synott al oeste de Houston donde la patrulla quedó con todo el frente destrozado y dentro, su marido muerto.

Los oficiales resultaron heridos, así como el presunto responsable del hecho identificado como Patrick Njogu, de 39 años, quien tiene antecedentes por conducir en estado de ebriedad.

María Esther habló con Univision 45 en las oficinas de la capilla funeraria, donde realizan todos los preparativos para la despedida de su marido.

“Tantas cosas vienen a mi mente y cualquiera podría decir que se despidió diciéndome que me amaba”, dijo entre sollozos María Esther quien tenía 11 años de relación con la víctima.