Educación: Más de L80 millones recaudados en 2019 por «la escuelita»

289
Educación
Aproximadamente 80 millones de la moneda nacional dejaron poco más de 160 mil estudiantes por asistir a la "escuelita". 74% de niños y adolescentes asistieron este año a entidades educativas públicas.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Cerca de 80 millones de lempiras pagaron más de 160 mil estudiantes que reprobaron materias el pasado 2019, según la Secretaría de Educación.

Específicamente, la matrícula final de 1,859,058 alumnos dejó un 9 % de reprobados: 160,691. La cifra corresponde a escolares que asisten a instituciones públicas.

Como consecuencia de no obtener el puntaje necesario para aprobar determinadas asignaturas, los estudiantes tuvieron que realizar un desembolso para matricularse en el  programa Todos Podemos Avanzar (TPA) y así aspirar a aprobar el año lectivo.

Para poder ingresar al programa, que es también conocido como «la escuelita», se paga por cada estudiante 550 lempiras; 500 corresponden al sueldo de maestros en temporada de vacaciones, y 50 lempiras a un carné de identificación que es obligatorio.

Los docentes que trabajan durante ese período especial reciben un sueldo de 8 mil 500 lempiras al mes.

No obstante, para este espacio de tiempo, según autoridades de este rubro, se le brinda la oportunidad a maestros que se encuentran desempleados.

Para verificar la calidad de la enseñanza, estos catedráticos provisionales son supervisados por el director o la directora de cada centro.

Lea también: Educación concede a maestros reajuste salarial para el 2020 y 2021

Acceso a la educación en 2019

Este año el sistema de educación pública del país registró una afluencia del 74 por ciento de los niños y niñas aptos para cursar su etapa básica o media.

Otro 12 por ciento optó por asistir a instituciones privadas; mientras que se sumó un 14% de menores que quedaron al margen del aprendizaje.

La cantidad total de posibles estudiantes era de 2,339,680; por lo que el 14 por ciento que no estudió este año se traduce en aproximadamente 327,555 niños y adolescentes.

Por otra parte, de los que sí se inscribieron a las escuelas y colegios, un porcentaje desertó.

Se estima que entre 4 y 6 por ciento de los escolares abandonaron su educación. Los departamentos con mayor índice de deserción son Francisco Morazán, Cortés y Yoro.