Diario Tiempo Digital: 5 años de una exitosa migración del papel a lo digital

919
aniversario Diario Tiempo Digital
Cinco años después de que Diario TIEMPO migró a lo digital con éxito, permanece con su compromiso con los lectores, manteniéndose como un patrimonio del pueblo.

HONDURAS. «Hasta pronto, Honduras», se leía en primera plana cuando Diario TIEMPO lanzó su última edición impresa. Así se ponía una pausa a aquel proyecto que nació un siete de noviembre de 1970 en el seno visionario de don Jaime Rosenthal Oliva.

Ese 27 de octubre de 2015, la portada se teñía de negro. Las circunstancias impedían seguir con una conexión más física, pero los ideales innatos de la marca prohibían dejar atrás el porqué de su existencia: el compromiso con los lectores.

Con antelación, el equipo de trabajo preparaba otro mecanismo de cercanía para compartir con cada acompañante que se deleita con los resultados de del quehacer periodístico de un medio de comunicación que más que eso era ya parte de la cultura del país.

Adaptándose a la modernidad, TIEMPO avizoraba una migración a lo virtual. Sin saber lo que venía, la administración de esta empresa periodística había apresurado su estrategia digital, yendo -como siempre- a la vanguardia.

Nace Diario Tiempo Digital

En aquellos días había una necesidad de establecer una nueva estructura y de buscar un horizonte más; ¿por qué? pues, porque todo evoluciona y, «el diario que se lee primero», no se podía quedar estacionario, aún con una continuada excelencia.

Ninguna barrera finiquitaría la unión entre el medio de comunicación y su público; tenían la certeza que el 28 de octubre de 2015 el pueblo hondureño acompañaría la mudanza a Diario Tiempo Digital.

«El diario siempre tenía que llegar a los lectores. Nos debemos a ellos, y no los podíamos dejar abandonados. Al dejar de existir la impresión en papel, nos vemos en la obligación de seguir informándoles», recordó Miguel Urbina, presidente de TIEMPO, con relación a aquel momento histórico.

Hoy, miércoles, Diario Tiempo Digital celebra su quinto aniversario de fundación. Aun cuando su aparición y sostenimiento representaron un gran reto, las características que revisten sus logros están y seguirán en favor del pueblo hondureño.

aniversario Diario Tiempo Digital
Adaptándose a la modernidad, en 2015 Diario TIEMPO avizoraba una explosión de lo virtual. Sin saber lo que venía, la administración de esta empresa periodística había apresurado su estrategia digital, yendo – como siempre – a la vanguardia.

Construcción de una nueva realidad

TIEMPO se abrió paso para brindar una vasta oferta en su nueva modalidad; para ello se sumió en la adquisición de nuevos conocimientos y herramientas. No era una pretensión sencilla, pero todo era un sacrificio en favor de la calidad.

En tal sentido, Urbina enfatizó que la plataforma digital ya estaba «en el horno» aun cuando el diario impreso seguía en función, por lo que, cuando el cese temporal del mismo se consumó, la transición no se complicó en demasía.

«Así se facilitó bastante la transición y se asumió el reto de meter al diario al mercado al 100 % en el área digital. No es que fue fácil, pero ya teníamos una ruta a seguir. Cuando se está seguro de lo que se quiere y con una buena visión, se pueden ir haciendo mejor las cosas», comentó.

El sacrificio adicional para afrontar el reto

Pese a ello, el líder dijo que no dejó de ser una situación complicada; acotó que para nadie es «pan comido» enfrentarse a los cambios. Geovanny Domínguez, experimentado periodista, abogado y actual director del medio de comunicación, sostiene un punto de vista similar.

En primera instancia, Domínguez se refirió a los recursos con los que cuenta una sala de redacción. Apuntó que los medios impresos tienen holgura en tal sentido, mientras que el área digital se enfrenta a la ausencia de facilidades.

Al respecto, comentó que los proyectos digitales se enfrentan a carestías marcadas, tales como una nómina reducida y una logística con un margen perceptible de mejorías. «Eso, de por sí, ya se convierte en un desafío que fue superado«, dijo.

Empero, aclaró que la situación en mención lleva a que quienes participan de la prensa en línea «saquen una milla extra» en favor de cumplir a cabalidad con las expectativas de cada visitante. La calidad del contenido no se negocia.

Cero relajación: premisa de inmediatez y calidad

Dado que su recorrido le permitió a Domínguez vivir en carne propia la metamorfosis planteada, él historió las diferencias que percibió prácticamente de forma inmediata.