21.7 C
San Pedro Sula
sábado, diciembre 4, 2021

Día del Bombero en Honduras: Dos reconocidos héroes «destapan» su lado humano

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Hoy, 1 de noviembre, se celebra el Día del Bombero en Honduras, y el Cuerpo de Bomberos de Honduras cumple 65 años de fundación, y por su servicio al pueblo hondureño, Diario Tiempo Digital trae esta nota especial para estos heroicos ciudadanos.

Son más de tres mil personas, entre permanentes y voluntarios, que están disponibles a cualquier hora del día, durante los 365 días del año, o 366 en bisiestos como este 2020, ya sea por la vía terrestre, acuática y aérea.

Los bomberos son los que acuden al llamado de la ciudadanía en caso de incendios, inundaciones, deslizamientos, accidentes vehiculares, contingencias domésticas y hasta hechos criminales.

Ser bombero es una labor que conlleva grandes riesgos y responsabilidades, y aunque la sociedad se los reconoce, muchas personas consideran que no reciben el apoyo suficiente.

Ever Velásquez y José Mejía son dos miembros de la institución muy reconocidos por sus respectivas historias. Ambos contaron qué se siente formar parte del Cuerpo de Bomberos y enviaron un mensaje a los hondureños.

Los dos entrevistados de Tiempo Digital fueron felicitados por el presidente Juan Orlando Hernández el día de hoy.

Ever Velásquez

En abril de 2018, Ever Velásquez casi pierde la vida cuando combatía un incendio en La Montañita, Francisco Morazán.

Sin embargo, Velásquez dice que no se arrepiente de lo que pasó, porque ser bombero para él es un sueño hecho realidad.

«Para mí formar parte de esta institución lo ha sido todo. Desde niño deseaba pertenecer a esta institución y haberlo logrado es un sueño hecho realidad. Cuando pasó el accidente lo que más temí fue no poder regresar a mis labores«, aseguró.

«Dios es tan bueno que me dio la oportunidad de regresar a la institución y regresé con más fuerte y (con) mejor mentalidad. Regresé con más ánimos», añadió.

La vida ha cambiado para Ever desde ese día, pero afirma que con todo este proceso solo se ha transformado en alguien más feliz.

«No me arrepiento de lo que pasó. Hoy en día puedo asegurar que soy más feliz que antes. Así como me veo soy más feliz y vivo mejor la vida hoy más que nunca«.

También agradeció a los hondureños y se quejó del trato que reciben de las autoridades del Gobierno.

«Con la población estoy sumamente agradecido. He recibido muestras de agradecimiento de muchísimas personas, ellas son muy agradecidas y reconocen bastante nuestra labor. Muchas veces quienes no nos reconocen en sí es el sector político o el Gobierno, ya que los bomberos, a diferencia de otras instituciones como la Policía y Fuerzas Armadas, no tiene un sueldo nivelado a nivel nacional».

«Como el salario depende de la alcaldía, en municipios del interior un bombero no pasa de ganar 8 o 9 mil lempiras. Es un sueldo con el que se sobrevive con poco. Lo considero injusto», agregó.

Asimismo, aprovechó para enviarle un mensaje a los niños y jóvenes que desean integrar la institución.

«No tengan miedo de que les pueda pasar lo que me pasó a mí. Es un riesgo que corremos todos los bomberos, sin embargo, a raíz de eso se han mejorado las políticas de seguridad y mejor equipo», cerró.

José Mejía

El rostro de José Mejía quedó inmortalizado por una fotografía cuando combatía un incendio en el mercado Colón, de Comayagüela, en mayo de 2020.

Su retrato, con la cara llena de cenizas y lágrimas se hizo viral en redes sociales y hasta se hizo una pintura replicándola.

Para Mejía, la sensación cada vez que es llamado por una emergencia «es algo difícil de explicar».

«Se siente tristeza al saber que vamos a una emergencia y no sabemos con qué nos vamos a enfrentar. Esto es más grave cuando son viviendas de personas de escasos recursos», manifestó.

José expuso que las principales motivaciones para estas situaciones de emergencia son: el reconocimiento de la gente y el apoyo familiar.

«La gente nos reconoce de verdad. Incluso, más que un reconocimiento, demuestra cariño y respeto hacia nosotros«.

«Sentimos mucha voluntad de seguir ayudando, pero sobre todo la motivación que me da mi familia es clave«.

Reconoce que desde esa popular imagen, su vida ha cambiado y también motivó a los jóvenes a integrarse al Cuerpo de Bomberos.

«Desde entonces mi vida ha cambiado en muchos aspectos. Ha cambiado mi vida social ya que las personas me miran y me reconocen».

«Ser bombero es algo muy bonito. Bienvenidos sean todos los que quieran sumarse a este equipo», externó.


Más noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias