HISTORIA HUMANA: José Mejía, el bombero que con su rostro conmovió a los hondureños

1585
josé mejía
José Mauricio Mejía ingresó al Cuerpo de Bomberos cuando solo tenía 18 años, hoy ya celebra doce años de ser parte de esa institución.

Dolor, impotencia, sufrimiento y coraje, es lo que reflejó el rostro desencajado de José Mejía Escalante, un miembro activo del Cuerpo de Bomberos que participó en los últimos días en la contención de las voraces llamas que consumían el mercado Colón en Comayagüela.

Como un verdadero héroe catalogó la población al cabo Mejía, cuyo rostro quedó inmortalizado en una postal que ya circula en las redes sociales tras registrarse el siniestro que dejó en la calle a un significativo número de locatarios en el mercado.

Muchos conocen la labor de los apagafuegos, pero pocos la reconocen e ignoran la historia que cada uno de ellos guarda tras su emblemático traje de protección. Es por ello que, en conmemoración al Día del Trabajador, Diario TIEMPO Digital le muestra a continuación detalles de la vida del héroe sin capa que conmovió a miles de hondureños por su significativa labor al frente del Cuerpo de Bomberos.

Lea también: HISTORIA HUMANA| Jonathan García, un estudiante estrella impulsado por el ejemplo de su madre

«Siempre quise ser bombero»

José Mejía tiene 30 años de edad, es originario de Tegucigalpa, Francisco Morazán e ingresó al Cuerpo de Bomberos con tan solo 18 años. Desde entonces, ha dedicado su vida al servicio de la patria, labor que según él, lo llena de orgullo y satisfacción. Servir a los demás es una de sus mayores cualidades, aseguró en entrevista exclusiva con Tiempo Digital.

De acuerdo con Mejía, desde que tiene uso de razón aspiró a ingresar a la reconocida institución y con el apoyo de sus padres logró hacerlo a temprana edad. «Dentro de sus posibilidades, mis padres me brindaron lo que necesitaba y siempre me han apoyado incondicionalmente», dijo el ahora reconocido bombero. Al tiempo que agregó que la voluntad de poder ayudar al prójimo, fue lo que lo impulsó a querer ser un «apagafuegos».

Durante los doce años que tiene de servir al país a través de la benemérita institución, Mejía también alcanzó logros personales. Hoy, es un hombre casado y padre de dos hijos; un niño de 4 años y una niña de 3. Compartió que además de su esposa e hijos, reside con su madre, una hermana y su sobrina.

Su llegada a la institución bomberil 

Según lo expuesto por Mejía, cuando solo era un adolescente pudo ingresar a la institución a la que hoy se siente orgulloso de pertenecer, y lo logró por medio de la ayuda que  la familia de un capitán le brindó en aquel momento.

Afortunadamente, previo a ingresar a la institución, culminó la secundaria completa y se recibió como Perito Mercantil y Contador Público.

En la actualidad, el destacado bombero, asegura que cada vez que lo llaman a atender una emergencia siente «una sensación extraordinaria y confusa. Ya que no sabemos a lo que nos vamos a exponer o quiénes están pasando dicha calamidad».

Entre las incontables experiencias dentro de la institución, Mejía recordó cuando lo enviaron junto a otros compañeros a las minas de Cuculmeca, en El Corpus, Choluteca. En ese lugar, tenía la misión de rescatar a otros compatriotas que estaban soterrados, esta es la más peligrosa a la que se ha enfrentado, según indicó el bombero.

Ante la constante exposición al peligro, la familia de Mejía le comparten su preocupación, «porque no saben si volveré bien de una emergencia, pero a la vez es un orgullo, porque es una gran labor», agregó.

Para el joven, el Cuerpo de Bomberos es una segunda familia y el entusiasmo de seguir ayudando y servir al pueblo hondureño, son su mayor motivación para continuar en ella.

Sobre el papel que desempeñó tras registrarse el incendio en el mercado Colón de Comayagüela y que hoy lo catapultó como el rostro más representativo del Cuerpo de Bomberos, Mejía aseguró que el sentimiento que lo embargó en ese instante, fue la conmoción al ver que el sustento de muchas familias se estaba carbonizando.

La institución reconoció la labor que Mejía realizó durante el incendio en el mercado capitalino:

Preguntas rápidas

¿Cómo fue su niñez?

Mi niñez fue muy alegre dentro de lo que mis padres me pudieron dar.

¿Qué hace en sus días libres?

Aprovechar el tiempo para estar con mi familia.