Danlí: Capturan a una mujer ‘in fraganti’ por pornografía infantil

Agentes de la Policía Nacional capturan a una mujer en flagrancia por el delito de pornografía infantil en el marco de "Operación Fortaleza".

875

EL PARAÍSO, Honduras. – Luego de un extenso trabajo de investigación y seguimiento, agentes de la Policía Nacional capturaron este viernes a una fémina por el delito de posesión de pornografía infantil.

La detención se ejecutó en el marco de la «Operación Fortaleza» en la ciudad de Danlí, departamento de El Paraíso. Específicamente, en el barrio Las Lomitas de El Paraíso, lugar donde reside Laury Camila Álvarez, de 25 años de edad.

El arresto se realizó mediante gestiones de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y la Dirección Nacional de Prevención y Seguridad Comunitaria (DNPSC). Adicionalmente, el operativo se realizó en coordinación con el Ministerio Público.

Según investigaciones preliminares, la imputada tenía en su poder fotografías de índole pornográfico en perjuicio de una menor de edad.

Cabe resaltar que al momento de la captura, se capturó a la fémina en plena flagrancia; es decir, que tenía las imágenes obscenas en su poder.

Por lo tanto, la DPI bajo el acompañamiento técnico jurídico del Ministerio Público, remitirá a Álvarez a la Fiscalía correspondiente.

Esto también te puede interesar: Yoro: Lo capturan por supuesto incesto agravado en contra de niña


Capturan padre por abusar de su hijita de 2 años de edad en Danlí

Un hombre fue detenido este jueves en Danlí por actos de lujuria en perjuicio de su propia hija de apenas dos años edad. La progenitora de la menor le acusó ante las autoridades de la Policía Nacional.

El sospechoso fue requerido en atención a una orden de detención preventiva. Se trata de Gustavo Adolfo Licona Rivera, de 25 años de edad, originario de Danlí.

Según el expediente investigativo, la madre le denunció al ver algo anormal en las partes íntimas de su hija. Por lo que los agentes empezaron, en coordinación con la Fiscalía del sector, a realizar la evaluación con Medicina Forense.

Fueron médicos forenses quienes dictaminaron que había sido víctima del delito de actos de lujuria agravados. En este caso, teniendo como principal sospechoso a Licona Rivera, por lo que se le giró una orden de detención preventiva.

Actualmente la víctima está recibiendo atención médica para contrarrestar secuelas del abuso que sufrió por parte de su progenitor.

La DPI bajo el acompañamiento técnico jurídico del Ministerio Público remitirá al ahora imputado a las autoridades correspondientes. Licona tendrá que entrar al proceso legal por el delito que se le acusa.