Crisis del COVID-19 provocó cierre de lugares emblemáticos ¿Cuáles son?

259
COVID-19
La pandemia no solo trajo consigo muerte y dolor, sino también una crisis económica que ha causado el cierre de varios lugares emblemáticos y por ende miles de desempleados.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La crisis del COVID-19 ha obligado el cierre de empresas que durante décadas fueron el sustento de miles de familias hondureñas, muchas de estas se volvieron lugares emblemáticos y que su cierre causó tristeza no solo por los empleos perdidos, sino, por las miles de anécdotas que en esos recintos se contaron.

Diario TIEMPO Digital recopiló cuales son los sitios más emblemáticos que cerraron y cuáles son las repercusiones que esto causará en la economía de Honduras.

Cabe precisar que entre los lugares que cerraron, en su mayoría son hoteles y restaurantes; estos durante décadas fueron el lugar de trabajo de cientos de hondureños.

Un lugar muy frecuentado por jóvenes que se volvió popular es la discoteca Kabbalah Club & Lounge, ubicada en Tegucigalpa. Su cierre se anunció el 7 de junio con un emotivo mensaje, aduciendo como motivo, la crisis económica que el COVID-19 ha generado en el país.

Lea también: Restaurantes prevén recuperar nada más un 39 % de empleos perdidos

Villas Telamar, otra víctima de la crisis generada por el COVID-19

El 1 de agosto se anunciaba el cierre del Complejo Turístico Hotel Villas Telamar, ubicado en la ciudad de Tela, zona atlántica del país. Al mismo tiempo, se anunció la liquidación de los empleados del complejo.

Cabe mencionar que durante 40 años, Villa Telamar se convirtió en uno de los centros de vacaciones preferidos, no solo por los ciudadanos de la costa norte, sino, también por todos los hondureños.

Además, hay que detallar, que el cierre de este significa la pérdida de 186 empleos directos; y sumando los indirectos se habla de 600 puestos de trabajo que dejaron de existir.

Por su parte, los empleados de Villas Telamar, consideraron que la decisión del hotel es «un poco injusta». Esto, porque se concretó en un momento bastante difícil para todos los sectores de la ciudadanía, debido a los embates que ha dejado la pandemia.

Hotel Honduras Maya, lugar de anécdotas también cerró operaciones

Uno de los primeros en anunciar su cierre fue el Hotel Honduras Maya, este durante décadas fue el lugar donde los capitalinos solían reunirse para pasar un rato ameno con sus seres queridos o con sus amistades.

Fue el 2 de agosto que Roberto Oseguera, presidente de la Asociación de Pequeños Hoteles de Honduras confirmó el cierre de operaciones del reconocido Honduras Maya; catalogado como uno de los centros de convenciones más grande de la ciudad capital.

Sin embargo, sería hasta el 7 de agosto, que la administración del Honduras Maya anunció el cierre definitivo. Cabe mencionar que este centro de convenciones tenía 50 años de operar en la capital de Honduras.

Además, el cierre definitivo de este, es un «golpe devastador», para cientos de familias que se quedaron sin su lugar de trabajo. En ese sentido, el cierre del Honduras Maya dejó la pérdida de unos 1,500 empleos directos e indirectos. «Un impacto tremendo para Tegucigalpa», recalcaron.

Hotel Marriot otro hotel cerrado por efectos de la pandemia

La primera semana de agosto fue «devastadora» para el sector hotelero, pues con el cierre del Hotel Marriot, ya eran tres recintos hoteleros los que cerraban operaciones en una sola semana.

Es así, que el 7 de agosto, en horas de la tarde se anunciaba el cierre definitivo de operaciones del Hotel Marriot en Tegucigalpa. Según se informó en ese momento, se debía a la contracción económica que ha provocado el COVID-19.

Por su parte, los empleados de dicho hotel, aseguraron esa misma fecha que se les había hecho efectivo el pago de todos sus derechos laborales. Sobre cuantos fueron los empleados que se quedaron sin trabajo, no se brindó detalle alguno. Muchos de ellos dieron la noticia con lágrimas en sus ojos.

Pandemia y falta de mecanismos de ayuda obligaron que Frites cerrara sucursal

La pandemia del COVID-19 y la falta de mecanismos de ayuda para los microempresarios provoca el cierre permanente del restaurante Frites, sucursal del bulevar del Norte, en San Pedro Sula.

Tras la crisis que ha representado para la empresa privada y el pueblo hondureño la cuarentena por el COVID-19, después de cinco años, el centro de comidas clausuró.

Economista: Se necesita que el presupuesto sea reformulado para dar ayuda los miles de trabajadores que perdieron sus trabajos

Sobre la situación económica y sobre las medidas que el Gobierno debe de tomar ante la pérdida de miles de empleos a causa del COVID-19, el economista Roudulio Perdomo, en comunicación con TIEMPO, manifestó que en estos momentos hay varios niveles de incertidumbre.