Coordinador de triajes: «Pacientes» piden más MAIZ sólo para revenderlo

299
MAIZ
Imagen de referencia. Una voz autorizada, el coordinador de los centros de triaje, asegura que a esos sitios llegan personas nada más a reclamar MAIZ para revenderlo.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. «Unos a la bulla, y otros a la cabuya», dice el popular refrán que se esparce por la cultura hablada de Centroamérica. Significa que, en medio de una situación problemática, algunos se aprovechan.

Eso es parte de lo señalado a algunos funcionarios e instituciones estatales, por compras irregulares que se han llevado a cabo en plena crisis sanitaria por COVID-19. Sin embargo, también se presentan otros escenarios atípicos de menor dimensión.

Juan Carlos Guevara, coordinador de los centros de triaje en Tegucigalpa y Comayagüela, realizó una denuncia sobre un fenómeno desleal que se registró en el transcurso de la semana.

Relató que, algunos «pacientes» se presentan a los recintos de asistencia temprana sólo para agenciarse alguna bolsa de la fórmula MAIZ (Microdazyn, Azitromicina, Invermectina y Zinc) y después sacarle una jugosa ganancia económica.

«Hay personas que están llegando a los centros de triaje recién abiertos sólo por conseguir el tratamiento MAIZ; luego nos están visitando para estar sacando más y venderlo», lamentó el dirigente.

Guevara especificó que una de las metodologías que utilizan esos enfermos impostores es decir que llegan bajo remisión de otros centros de triaje. Aseguran que en esos lugares se les dijo que ya no había MAIZ y que lo necesitan.

Reventa

Seguido, el médico también apunto que esas personas son las mismas que después aparecen en las páginas de comercio en redes sociales ofreciendo el tratamiento.

«Este tipo de personas son las que las están vendiendo el tratamiento en páginas
de redes sociales entre 800 y 1,000 lempiras», afirmó.

En ese sentido, Guevara mencionó que, en el triaje ubicado en el predio del Instituto Nacional de Formación Profesional (INFOP), han identificado al menos 10 personas dedicadas a esa fechoría.

Por tanto, dijo que se pasó la lista con sus datos a otros centros de triaje para que estén alertas sobre posibles ilícitos de ese tipo. No obstante, admitió que, hasta cierto punto, es una problema «incontrolable».

«Eso no lo podemos controlar (la entrega de tratamiento) porque no tenemos un
sistema de identificación de pacientes, que son las atenciones nuevas y subsiguientes, como en los establecimientos de salud», explicó.

La contraparte: Tía y sobrino visitan centros de triaje y donan desayunos a pacientes

Por el mismo lado, el entrevistado comentó que sólo entregan las bolsas de MAIZ al paciente que lo requiera; eso lo establecen los médicos del lugar a través de un análisis clínico de la sintomatología.

Concluyó su participación recordando que en los sitios de triaje habilitados por el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER), toda la atención y medicamento provisto es gratuito.


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre la #COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo