Con “campanadas”, todos los días en La Mosquitia anuncian muertes por Covid-19

0
628
Covid

La campana de la única iglesia católica de Brus Laguna, Gracias a Dios, anuncia a la comunidad misquita que alguien acaba de fallecer, y aunque ese sonar es algo tradicional, durante el último mes, debido a la pandemia del Covid-9, el ‘ding-dong’ se escucha con muchísima más frecuencia que hace décadas atrás y provoca terror a los pobladores.

“El toque de esa campana anuncia las muertes aquí en el pueblo. Pero, ahora, cada vez que nosotros la oímos tenemos los nervios destrozados. Yo ya no puedo escuchar una campana porque no sé si es mi abuelo, mi mamá, mi papá u otro familiar“, dijo a TIEMPO Digital la profesora Sobeyda Rodríguez Wood.

Asimismo, Sobeyda reveló que solo en el municipio de Brus Laguna, al cabo de tres semanas murieron 17 personas, algunas jóvenes y otras de la tercera edad.

Los sepelios se hacen sin medidas de bioseguridad y los velatorios son masivos e imposibles evitar, más cuando en Gracias a Dios no hay representantes de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO).

Nota relacionada: En Gracias a Dios no hay gente de COPECO

“Solo en mi pueblo hubo 13 velorios en semana y media, y nadie pone autoridad, y como es costumbre, en bien complicado ponerse a pelear con la gente“, intervino el regidor municipal de Brus Laguna Mardel Wood.

SINAGER ignora situación del Covid en Gracias a Dios

Por su parte, “Llevamos 17 muertes en un lapso de tres semanas, seis de ellos murieron luego de que salieron del centro de salud, que una doctora les dijo que ya estaban muy avanzados y que debían trasladarse al Hospital de Puerto Lempira”, el cual queda a unas seis horas de distancia, agregó Sobeyda.

Lea también: Brus Laguna pide hospital móvil: pacientes mueren camino a Puerto Lempira

No obstante, el sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER) contabiliza tan solo un fallecido por Covid-19 en todo Gracias a Dios, un dato que no coincide para nada con la realidad de ese departamento.

En ese sentido, “Lo que SINAGER envía, el informe que da, no es verdad. Del Hospital de Puerto Lempira vinieron dos muertos ya aquí a mi pueblo, y ninguno de los dos está reportado”, señaló Mardel Wood. “Yo pienso que ya hay más de 300 personas infectadas“, agregó él, mientras que el Gobierno solo tiene conocimiento de 96.

Cabe señalar que Gracias a Dios fue el último departamento en registrar casos de coronavirus en Honduras: el 13 de junio. A consecuencia de La pobreza de casi todos los residentes y la imposibilidad de aislar a una persona infectada en su habitación, ya que familias enteras viven en casas de una sola pieza, el virus se propaga a una velocidad verdaderamente preocupante y sin ser detectado en realidad.

«Lo que pasa es que no tenemos datos precisos porque no tenemos pruebas. A los de SINAGER si quiera los vemos, porque todo es mentira. Solo toman en cuenta las pruebas de hisopado, pero aquí no se hacen hisopadossino solo pruebas rápidas«, denunció Sobeyda.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información sobre el COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo.