34.5 C
San Pedro Sula
miércoles, mayo 18, 2022

¿Usar bótox en la lactancia puede hacerle daño al bebé?

Debes leer

REDACCIÓN.- Hay ciertas actividades, alimentos y tratamientos que no son recomendables durante el embarazo y en plena lactancia. El bótox en la lactancia es un procedimiento controversial. Esta sustancia es un neuromodulador que suaviza las líneas de expresión y contornea el rostro.

Aplicar cantidades erróneas de la sustancia podría afectar los tejidos nerviosos y desencadenar otras consecuencias. Es entendible que las embarazadas deseen retomar las rutinas estéticas que dejaron temporalmente a un lado; sin embargo, el cuidado de la piel con relleno de tejidos blandos queda en un segundo plano.

El fin del bótox es eliminar las arrugas, las patas de gallo y las líneas finas con dosis que evidencian efectos en pocos días, prolongando los resultados hasta por 4 o 6 meses.

La aplicación de bótox se ha vuelto muy común.

Lea además: 7 razones para no usar tacones durante el embarazo

¿Cuál es el riesgo de usar bótox en la lactancia?

En una publicación la Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (FDA) se explica que se desconoce la seguridad de las inyecciones de relleno dérmico durante la lactancia o el embarazo. En general, se espera que la sustancia se mantenga en la parte del cuerpo donde se administró y que no se disemine hasta la placenta o la leche materna, pero esto no puede certificarse al 100 por ciento.

Lo recomendable es esperar el término del embarazo y de dar pecho para volver a las sesiones de bótox. Coinciden los expertos en que, por más pequeñas que sean las cantidades aplicadas, es mejor esperar en vez de arriesgar tanto.

Lo correcto es consultar con un médico el momento idóneo, para regresar al tratamiento y prevenir los efectos secundarios.

Algunos de los efectos que puede causar el uso bótox en el cuerpo humano son:

  • Dolor de cabeza
  • Sarpullido y ronchas en la piel
  • Debilidad o parálisis muscular
  • Visión borrosa
  • Párpados caídos
  • Inflamación o sangrado en la parte inyectada

No obstante, los médicos coinciden en que la mejor recomendación es evitar el bótox en esta etapa de la maternidad. Explican que es mejor optar por las cremas, un estilo de vida sano y las terapias alejadas de ciertas sustancias.

Además, se debe cuidar la alimentación que juega un papel fundamental y además aporta suplementos y vitaminas, ofrece resultados favorables en cuanto a la disminución de las arrugas.

Y en caso de que se desee usar bótox debe ser aplicado en cantidades correctas, por especialistas en el tema, quienes saben los cuidados que deben tener, así como la cantidad que deben inyectar.

Aplicar esta sustancia en el embarazo también puede ser perjudicial.

Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido